sd huesca

Mosquera: "Es verdad que no estamos donde queríamos, pero quedan muchos partidos"

La plantilla de la SD Huesca está esperando el partido ante el Mirandés para demostrar que pueden cambiar las cosas

Pedro Mosquera durante el entrenamiento de la SD Huesca
Pedro Mosquera durante el entrenamiento de la SD Huesca

La SD Huesca sigue trabajando a tope con Xisco Muñoz insistiendo en aspectos físicos y tácticos buscando esa mejoría que permita cambiar la dinámica que llevan los azulgrana que no ganan desde hace cinco jornadas. Tras la tormenta de críticas y explicaciones llega el momento de centrarse en el choque del sábado ante el Mirandés donde hay que intentar cerrar la mala racha y sobre todo conseguir una victoria que permita dar moral y confianza al equipo.

Con Joaquín recuperándose todavía de su lesión muscular, pero ya en el césped, y la ausencia de Ratiu con su selección, la novedad de cara al partido en Miranda de Ebro será la vuelta de Marc Mateu, a expensas de los cambios que pueda introducir el técnico.

Los jugadores tienen ganas y es que, como decía Pedro Mosquera, “siempre que no van bien las cosas estas deseando que llegue el siguiente partido para cambiar la situación”. En el vestuario reconocen la preocupación y también saben que la Segunda División “es súper larga, quedan muchísimos partidos y sí que es verdad que no estamos donde queríamos, pero quedan muchos partidos”.

Para el centrocampista, “lo importante es intentar coger ahora una racha de puntos empezando desde este fin de semana para poder ponernos en unas posiciones que se asemejen un poco más a lo que queríamos al principio de temporada”.

En referencia a los aficionados, entienden que no estén conformes con la situación del equipo, pero para Mosquera desde que él está aquí “la gente siempre ha apoyado y estoy seguro de que lo van a seguir haciendo. La gente responde por lo que le damos en el campo y cuantas más cosas les demos, van nos darán ellos, y lo que tenemos que hacer nosotros es trabajar para que estén a nuestro lado”.

Todavía el equipo sigue adaptándose a los métodos de Xisco Muñoz que le pide a la plantilla “dependiendo del rival unas cosas u otras y nos pide intensidad, ayudas en defensa, y en ataque intentar ser un poco más verticales e ir poco a poco cogiendo mecanismos”. Es pronto porque “llevamos una semana con él y tres partidos y no hemos podido trabajar y ahora esta semana y se va a poder ver más su mano porque vamos a tener más tiempo para mecanizar cosas”.

El primer rival es el Mirandés, “un equipo en su campo muy difícil. Lo vimos el año del ascenso y este año creo que va a ser igual y como todos los de Segunda División y más fuera de casa. Si queremos sacar los tres puntos vamos a tener que pelear mucho”.

Particularmente ha sido titular en los tres últimos encuentros, mientras que “venía de jugar poco con Nacho y ahora estoy contando más me voy encontrando mejor físicamente y estoy yendo de menos a más y me estoy encontrando bastante cómodo y agradezco la confianza e intentar devolvérsela en el campo. La competición es lo que te da ese ritmo”.

En la reunión con la directiva trasladaron al vestuario “confianza en que esta plantilla si lo hemos hecho anteriormente que lo volvamos a hacer ahora y animarnos a seguir trabajando más y mejor y que ellos confían plenamente en nosotros”.

Hablar de objetivo ahora es complicado, pero, “de la clasificación no te puedes olvidar de ella, pero sí que es verdad que tenemos que ir mirando en sumar de tres en tres y centrarnos no a largo plazo sino en hacer cada semana lo que toca y hacer lo que nos dice el míster e ir a muerte con la idea que tiene y así iremos consiguiendo buenos resultados y seguir creciendo todos juntos”.

Sobre Ambriz y Xisco, “son dos entrenadores muy diferentes. Defensivamente hemos mejorado bastante no concedemos tanto y las ideas que tiene están muy bien y a largo plazo se van a ver buenos resultados”, concluía Pedro Mosquera.