sd huesca

Nacho Ambriz: "Hoy se cumple un sueño"

El técnico mexicano aseguraba en su presentación haber renunciado a muchas cosas para estar aquí, en el fútbol español junto a la SD Huesca

Nacho Ambriz ya ha tenido su primera toma de contacto con El Alcoraz | Foto: SD Huesca
Nacho Ambriz ya ha tenido su primera toma de contacto con El Alcoraz | Foto: SD Huesca

Nacho Ambriz ya ha sido presentado como nuevo entrenador de la Sociedad Deportiva Huesca. Después de su llegada en la tarde del miércoles, el técnico mexicano no ha tardado en atender a los medios en el que será su nuevo estadio, El Alcoraz, donde ha asegurado que "se cumple un sueño para nosotros" a la hora de dar el paso al fútbol europeo como entrenador principal.

Acompañado de su segundo entrenador, Edgar Solano, y Luis Fernando Martínez, preparador físico, Ambriz se mostraba feliz de su llegada a la entidad azulgrana y a una competición que le exigirá al máximo. Ante ello, segmentaba y definía también qué es lo que busca en sus equipos y lo que pretende inculcar: Orden, intensidad en la recuperación de balón y buen juego. En ese ADN no puede faltar tampoco "trabajo y humildad", elementos con los que trata de seguir mejorando día tras día.

Su fichaje por el Huesca ha supuesto muchas cosas para él y su cuerpo técnico. "He renunciado a muchas cosas para estar aquí. A estar tranquilamente con un buen contrato, pero prefiero venir y trabajar como sé antes que quedarme en mi casa", expresaba en su primera toma de contacto con la sala de prensa de El Alcoraz a la vez que se mostraba orgulloso y tranquilo tras no haber llegado por ninguna recomendación ajena, sino por el mero interés del Huesca en su contratación.

El objetivo es claro: devolver al Huesca a Primera División. Consciente de ello, Ambriz ha reflejado que "hay cosas rescatables de lo que hacía el Huesca. Tanto Míchel como Pacheta hicieron un gran trabajo", aunque no será suficiente para alcanzar las metas. No obstante, el ascenso no es lo que le preocupa ahora, sino la pretemporada y conformar un equipo sólido que sepa sufrir: "Muchas veces verán que nos presionen bien, que el rival juegue algo atrás, pero tendremos que saber sufrir cuando no tengamos el balón. Lucharé mucho para que el equipo tenga un buen trato del balón".

Como no podía ser de otra forma, el que fuera entrenador de Club León tiene claro que la clave para ser un buen equipo es "el trabajo, convencer a los jugadores, explotar lo máximo de cada uno” en busca de lograr “un equipo muy agresivo". Y por supuesto, "escuchar al jugador". "Cuando llego, me gusta mucho escuchar al jugador. Soy muy cercano. Tiene que haber una buena química entre todos", insistía a la vez que sintetizaba todo en una sola palabra: "Familia".

Por otro lado, la afición regresa a la que es su segunda casa después de más de un año sin poder hacerlo para animar al primer equipo, algo a lo que Ambriz también hacía referencia: "Jugar sin gente no es fácil. Tocará volverse acostumbrar al grito, a la exigencia de la afición. Vamos a hacer una buena comunión".

La exigencia no es ninguna preocupación para él. Mucho menos, después de su experiencia en el fútbol mexicano donde siempre ha habido una presión constante, y es que "la exigencia te hace estar despierto, te hace saber que las cosas no están tan bien como esperabas. La autocrítica siempre es buena. No me espanta nada".

Así empieza la nueva aventura de Nacho Ambriz como entrenador de la SD Huesca, donde se medirá a numerosos retos en busca de regresar a la élite del fútbol español. Junto a él, el cuerpo técnico queda conformado por Edgar Solano, Luis Fernando Martínez, Adrián Mallén, Adrián Sipán, Carracedo y de la Fuente.