sd huesca

Nacho Ambriz: "Tenemos que mejorar. El ánimo no puede decaer"

El técnico mexicano insistía en que su equipo tiene que seguir asimilando conceptos. Sobre todo en defensa, pues se volvió a pecar de frágiles

Nacho Ambriz analizaba la derrota sufrida ante el Real Oviedo | Foto: LaLiga
Nacho Ambriz analizaba la derrota sufrida ante el Real Oviedo | Foto: LaLiga

La SD Huesca acumula dos derrotas consecutivas. Dos partidos en los que el equipo no ha dejado buenas sensaciones y de ello es consciente Nacho Ambriz. El mexicano atendía a los medios tras el 1-2 sufrido ante el Oviedo, en un choque en el que, tal y como aseguraba, se han visto situaciones a mejorar cuanto antes.

"Esperábamos así a un equipo que iba a cerrarnos espacios. Se situaron bien y eso lo hace más complicado", explicaba a la vez que afirmaba que "nos está faltando esa parte de la solidez defensiva", pues los dos tantos llegaban tras concesiones inexplicables.

Y es que continuaba expresando que "necesitamos más cuando somos un equipo que se abre bastante. El Real Oviedo también ha hecho un buen partido. Pensé que con el empate íbamos a saber ocupar mejor ese espacio para ir a por el partido". En otras palabras, también explicaba que "en el fútbol gana el que menos errores comete".

En la circulación de la pelota, "intentamos hacer un 5-2-3 para tener diferentes alturas por dentro y por fuera. No concretamos", recalcaba. También señalaba las vigilancias en ataque, pues "las tenemos que mejorar bastante" si se desea estar en la zona alta de la clasificación en el tramo final de liga.

No obstante, "hay que estar tranquilos. El equipo va a mejorar mucho" a pesar de lo visto últimamente. Así, aseguraba que "te sientes enfadado porque son ya dos derrotas, tengo la certeza de que los jugadores están molestos. No queda más que trabajar y pensar en el próximo partido".

Sobre Adolfo Gaich, restaba importancia a su discreto partido, pues "tampoco podemos criticarle cuando no ha jugado ni 90 minutos". También incidía en la expulsión de Jorge Pulido en los minutos finales, sobre lo que afirmó que "no estuvo nada bien". No obstante, trataba de entenderle por "la desesperación de ir a por el empate y no se dio", aunque eso privará a Ambriz de contar con él para Lugo.

El mensaje es claro por parte del técnico mexicano: "El ánimo no puede decaer". Con ello, solo queda pensar en el duelo del próximo lunes en el Anxo Carro, en busca de tres puntos que devuelvan a los azulgranas a la senda de la victoria.