DEPORTES

Nacho Cabal y Natalia Román ganan la Gran Trail Aneto- Posets

El espectacular recorrido de 105 km por el Pirineo extremo contaba con un día agradable para los corredores y con mucha animación y visitantes

Nacho Cabal, vencedor de la Gran Trail
Nacho Cabal, vencedor de la Gran Trail

El Gran Trail Trangoworld Aneto-Posets (GTTAP) ha coronado a su nuevo rey. Es Nacho Cabal, un jacetano de adopción que firmado una rotunda actuación en la modalidad reina de 105 km y 6.760 m positivos en 16h55’42”. A sus 40 años, Benasque le ha brindado el triunfo más importante de su dilatada carrera deportiva. En féminas, la victoria era para Natalia Román con un tiempo de 22h20’.

La carrera comenzó el sábado a las 00:00 horas, cuando los 341 valientes de la modalidad más extrema del GTTAP partieron desde una abarrotada Avenida de los Tilos. Les esperaba uno de los retos más duros que uno puede imaginar: un brutal colosal rodeando los dos macizos más importantes de los Pirineos.

Los astros se alinearon con la competición. Solo unos breves periodos de fina lluvia se encargaron de refrescar a los corredores en un par de momentos. De hecho, acabó siendo el calor quien más dificultades puso a los participantes.

La igualdad fue la norma en la veza de carrera durante el primer tramo. Cabal, el portugués Joao Rodrigues y el murciano Ginés Arroyo se asociaron para progresar en la oscuridad en el primer y farragoso tramo desde La Besurta al Collado de Salenques y de Vallibierna. Otro de los favoritos, José Manuel Gasca, tenía problemas físicos que le hacían descolgarse.

Con las primeras luces, los líderes afrontaron la subida a la Tuca d’Estiba Freda y fue allí el primer punto de inflexión de la prueba. Cabal apretó en el descenso a Benasque y empezó a abrir una distancia que sería irrecuperable. Si en la icónica villa pirenaica su margen era de 5 minutos, en el refugio Ángel Orús había aumentado a más de 20.

Se empezaba a dibujar la victoria del militar de Jaca, originario de Asturias, mientras por detrás José Manuel Gasca y Joao Rodriguez intentaban limar la distancia. No lo consiguieron y Nacho Cabal, que supo hacer frente a los momentos de flaqueza, fue recibido como un héroe en las calles de Benasque tras 16 horas, 55 minutos y 42 minutos de dura batalla contra la montaña. “Tenía una estrategia y la he podido cumplir a la perfección.

No todos los días te van las cosas tan bien y es para estar muy contento. Llegaba con dudas, con pocos kilómetros en las piernas, pero con mucha ilusión”, reflejaba en el arco de meta el atleta que en 2017 había tenido que retirarse. Su triunfo representa el regreso a la élite de un corredor con importantes victorias y podios en el panorama estatal. Un deportista completo que utiliza los inviernos en el esquí de montaña y que compagina el ultratrail con el IronMan.

Tras él, fue el zaragozano José Manuel Gasca quien cruzó la meta en segundo lugar, con un tiempo de 17h22’. “Sufrí problemas en el estómago durante las primeras horas y perdí una distancia que me obligó a luchar durante toda la carrera. Fue muy duro, pero me hizo mantenerme con ganas y estoy contento con el resultado que he obtenido”. Tercero en 2017, segundo en 2019, su ilusión es volver a por el premio gordo en 2021.

Tal vez la gran sorpresa de la jornada la dio Joao Rodrigues. El luso, favorito en cualquier carrera de su país, llegó como tapado al Gran Trail Aneto-Posets pero demostró durante todo el recorrido que su carácter ganador podría darle alegrías también en España. No se bajó de los puestos del podio durante toda la jornada para acabar tercero con un tiempo de 17h36’. El navarro Aitor Iraizoz fue cuarto y Santi Gracia acabó en la quinta posición.

Esas fueron las vivencias en la zona de cabeza pero la aventura, sin embargo, continúa todavía para el grueso del pelotón. Centenares de corredores vivirán esta noche su segunda noche en este Pirineo extremo, en este recorrido infinito. Tienen hasta las 14:00 horas de este domingo para convertirse en finishers de esta séptima edición del Gran Trail Aneto-Posets.

Genís Zapater y Ana Tauste, reyes de la Vuelta al Aneto

Si el maratón fue para Pablo Villa, la Vuelta al Aneto, con sus 55 km y sus 3.630 m positivos, fue para otro mítico de este deporte, Genís Zapater. El catalán fue el claro dominador de la segunda distancia de este Gran Trail Trangoworld-Aneto Posets.

Fatigado del fin de semana anterior, cuando también compitió, el corredor, esquiador y alpinista de Matadepera (Barcelona) decidió tomárselo con calma en un inicio. Junto a Alberto Torres y a Urko Valdivielso, pasaron juntos por el emblemático refugio de La Renclusa, pero allí empezaba el tramo más técnico y por tanto más favorable para el corredor de Leki, que abrió una brecha que sería ya definitiva.

Finalmente, Zapater cruzó la meta en 7 horas, 30 minutos y 55 segundos. “Es mi primer año aquí, aunque seguramente no sea el último, porque este tipo de carreras difíciles son las que me van bien. Seguramente no soy el más rápido en una pista, pero en estos lugares de alta montaña me desenvuelvo bien”, reconocía el ganador, descendiente de familia de alpinistas.

Urko Valdivielso también hizo valer su experiencia, especialmente su conocimiento de un recorrido por el que ha transitado en numerosas ocasiones. “Me gusta mucho bajar, así que he ido guardando fuerzas durante todo el trazado para la bajada de 1600 metros que espera al final. Me ha salido bien la jugada”, explicó el bilbaíno terminó segundo (7h31’). También vasco, de Sopelana (Vizcaya) es el corredor que cerró el podio, Roberto Garay, que llegó muy aquejado por las altas temperaturas.

Entre las chicas, Ana Tauste se llevó una incontestable victoria con un tiempo de 8 horas, 48 minutos y 29 segundos, llevándose además el récord femenino por nada menos que 16 minutos. Con este triunfo la valenciana tacha una modalidad más de este Gran Trail Trangoworld Aneto-Posets y solo le quedan ya dos para completar este repoker de pruebas: la más pequeña, la Vuelta al Molino de Cerler, y la más grande, el Gran Trail Aneto-Posets. “Estoy verdaderamente feliz, no tengo palabras en este momento. Era una carrera que intenté hacer el año pasado pero a la que finalmente por motivos de calendario no pude venir. Este año sí y he cumplido un sueño”, compartía Tauste.

Tras ella, la madrileña Maribel Martín fue segunda (10h00’) y completó el podio Mónica Ferrer (10h20’), de Teruel.

Pablo Villa y Paula Mata lucen en el Maratón de las Tucas 2019

El corredor internacional fue el más rápido en los 42 km y 2.500 m positivos del Gran Trail Aneto-Posets, en los que Paula Mata fue la vencedora. 

Pablo Villa ha sumado un nuevo hito en su ya imponente palmarés. Lo ha hecho en Benasque, en los dominios de las montañas más altas de los Pirineos, y sobre el precioso recorrido del Maratón de las Tucas, de 42 kilómetros y 2.500 metros positivos. El leonés, que el año pasado se proclamó campeón del mundo por equipos con la selección española, marcó un tiempo en la meta de 4 horas, 31 minutos y 18 segundos, batiendo por más de 8 minutos un récord que desde 2016 ostentaba Raúl García Castán.

El atleta, que este año está compitiendo en la Copa del Mundo de Skyrunning, apretó desde que a las 9:00 se dio el pistoletazo de salida a los 1.026 participantes en la modalidad más números del Gran Trail Trangoworld Aneto-Posets. Solo Albert Ferrer, que terminó segundo (4h44’), pudo seguirle el ritmo hasta el refugio de Estós y el Collado de la Plana.

El tercero en la meta fue Sergio Gimeno (4h45’), uno de los clásicos corredores por montaña de Aragón, que a sus 47 años fraguó una carrera muy inteligente yendo de menos a más y quedándose muy cerca de la segunda plaza. 

En la categoría femenina, la valenciana afincada en Benasque, Paula Mata, revalidó una victoria que ya consiguió en 2018. Si el año pasado fue una de las sorpresas, este año se ha consolidado. “Era corredora de asfalto pero me enamoré de la montaña. Por eso me he venido aquí, para estar cerca de la naturaleza y salir siempre que pueda”, explicó tras parar el crono en 6 horas, 03 minutos y 11 segundos.

Tras ella, la malagueña María Dolores García (6h15’) se sorprendió a si misma con una luchada segunda posición. Ella y la catalana Carla Benedicto (6h19’) formaron parte de un grupo perseguidor del que se deprendieron en la última subida a Cerler. “Dedicamos esta carrera a nuestras familias y a la gente que nos ha acompañado”, compartieron las dos en la línea de llegada.

Durante la mañana de este domingo se celebrarán las dos carreras de menor distancia del evento. La Vuelta al Pico Cerler, con 1.037 inscrito para el trazado de 25 km y 1.250 m de desnivel positivo, y la Vuelta al Molino de Cerler, con 418 plazas sobre un recorrido de 12,5 km y 460 m de ascenso. La entrega de trofeos, prevista para las 14:00 horas, servirá de punto y final para esta gran fiesta que durante todo el fin de semana ha impregnado de trail running todo el valle de Benasque.


Comentarios