sd huesca

Nueva semana de entrenamientos con muchas dudas en el aire

El Huesca sigue el plan establecido de trabajo sin conocer fechas para la vuelta a jugar

Álvaro Fernández, jugador SD Huesca
Álvaro Fernández entrenando en su domicilio / Foto SD Huesca

No está siendo fácil la situación para los entrenadores de la Sociedad Deportiva Huesca que están ante una situación inédita por lo que es muy complicado, con tres semanas ya en casa, poder mantener el estado de forma de los jugadores con entrenamientos individualizados y sin las mejores condiciones. Lo peor es que tampoco se conoce las fechas de un posible regreso a la normalidad.

Van pasando los días y desde que el pasado día 13 de marzo se realizó el último entrenamiento en grupo, la plantilla y técnicos no han vuelto a verse las caras, más allá de las conexiones que mantienen a través de los ordenadores para mandar o recibir las instrucciones del trabajo a realizar en este confinamiento.

Este lunes ha comenzado la tercera semana en las mismas circunstancias y con un plan que va creciendo en intensidad porque todos somos optimistas en pensar que está más cerca recuperar poco a poco la rutina que se ha visto rota por el virus del coronavirus.

Tanto Míchel como sus ayudantes se van adaptando a esta situación con la principal duda que no se sabe ni cuándo se volverá a la competición y ni siquiera si se podrá jugar lo que queda de liga. Desde la LaLiga y la Federación Española de Fútbol consideran que sí y el escenario es el verano con fútbol, se espera, en junio y julio e incluso no se descarta agosto. Todo ello siempre que la situación sanitaria lo permita con la total garantía para la salud de jugadores y de todo el mundo.

No se descuida la preparación física, pero tampoco la táctica, y como ya se comentó al inicio de este plan especial el contacto diario sirve para buscar mejoras que luego se puedan trasladar al campo, cuando se pueda volver.

Luego está el protocolo que se ha establecido para el regreso a los entrenamientos de forma paulatina y que busca la mayor seguridad para todos los integrantes de los equipos. Los plazos son todavía una incógnita.

Mientras tanto, en el club esperan noticias sobre la situación y se descarta todavía plantear un ERTE, aunque sí que estaría sobre la mesa una rebaja salarial a los futbolistas si la situación persiste varios meses más. El Huesca quiere terminar de jugar y poder en el campo pelear por lo que era el objetivo inicial del ascenso, aunque hay clubes que plantean dejar la clasificación como está, situación que pierde fuerza según las manifestaciones de LaLiga, RFEF y la UEFA que ha liberado el mes de junio para poder incluir allí partidos de las ligas que están aplazadas.

Comentarios