rugby

Otra victoria más para el Quebrantahuesos Rugby Club

Los altoaragoneses suman seis victorias consecutivas y están en su mejor momento de la temporada

rugby Quebrantahuesos
El Quebrantahuesos Rugby Club sumaba una nueva victoria

Después de un partido muy duro en Barcelona, el rugby volvía al campo de La Cortada, donde el QRC recibía al BUC B. Los últimos resultados apuntaban al optimismo y la situación de la tabla clasificatoria obligaba a dar una marcha más. Un puñado de puntos separan al líder (Cocodrils) del cuarto (QRC), plaza que da acceso a la lucha por el título. El mantener no sólo el ritmo de victorias, sino empezar a conseguir bonus ofensivos (marcar 3 o más ensayos que el equipo contrincante) se ha convertido en una exigencia si se quiere continuar en el grupo de cabeza y seguir optando a todo en esta liga.

La visita del BUC, penúltimo clasificado, podría parecer un partido sencillo, pero la realidad de esta liga, donde todos y cada uno de los partidos son a vida o muerte, indica que son los más complicados de jugar; un mínimo descenso en la intensidad se paga muy caro. El resultado final fue de 22-7.

El inicio del partido mostró lo que iba a ser el partido, una dureza extrema por parte del equipo barcelonés, que en numerosas ocasiones rozaba los límites de la legalidad. No se dejó desconcentrar el Quebrantahuesos, que golpeaba una vez más en los primeros diez minutos con un ensayo de melé que entró hasta la cocina (5 – 0 min 10). El BUC no se descompuso, y tuvo posibilidades de acortar distancias con un golpe de castigo fallido. El partido estaba duro, con unos rucks muy disputados y placajes contundentes. La delantera, inmensa en las touches, sufrió mucho en la melé, pero una vez más, fue el esqueleto, la estructura que le dio consistencia y aguante al equipo. La chispa la generaba la línea quebranta; con Vili de segundo centro y Emanuel de 15 se mostró muy incisiva, y capaz de ganar metros. Un buen ejemplo fue el segundo ensayo quebranta: el movimiento de Vili buscando el espacio le permitió romper la línea de la defensa y descargar el balón a Pablo justo antes de ser placado (10 – 0 min 30).

Tal y como se estaba desarrollando el encuentro, la renta se antojaba escasa para garantizar la seguridad del anfitrión. El descanso permitió dar a Héctor unas palabras de tranquilidad al equipo y planear el juego a seguir tras el descanso. Dueso, Héctor y Noel entraron para refrescar una delantera muy exigida durante el primer tiempo, aplicar más presión en las fases estáticas y velocidad en el juego abierto. Noel especialmente consiguió romper la línea de defensa contraria en varias ocasiones y generar una inercia de ataque positiva. La presión sobre el equipo visitante tuvo sus frutos y el quebrantahuesos consiguió anotar dos veces más, mediante un empuje de melé a cinco metros y un robo de balón en una touch finalizada por Dueso. Un ensayo más estuvo a punto de caer del lado local pero tras un “up n’ under” maravillosamente ejecutado por Arnau, el balón fue plantado a escasos milímetros fuera del borde del terreno de juego.

Los cuatro ensayos alcanzados (22- 0 min 65) eran renta suficiente para matar el partido, pero el BUC no cejó en su empeño de aguar la fiesta quebranta y recortó distancias en el marcador (22- 7 min 70). El BUC siguió presionando, pero el quebrantahuesos hizo honor a su consistencia defensiva y no regaló ni un metro al contrario hasta dejar morir el encuentro en 22 contraria.
A estas alturas de la temporada ya se puede decir que el equipo ha encontrado una dinámica positiva de juego y resultados hasta acumular seis partidos seguidos sin conocer la derrota. Gracias a una actitud global del equipo a la asistencia de entrenamientos se está consiguiendo generar una cohesión de equipo que muestra sus frutos día a día. Aún queda mucha temporada pero las sensaciones son positivas, los recambios suman y las lesiones respetan. A nivel organizativo, el reparto de tareas a realizar durante el día también ha ayudado a mejorar la concentración de los jugadores de cara al partido, y la intensidad de juego desde el minuto 1 de partido.

Continuar en esta dinámica de concentración y compromiso es la única receta que ha de seguir el QRC para, partido a partido, paso a paso, escalar hasta un final de temporada apasionante. El sábado le tocará viajar a tierras gerundenses hasta Vic.

Comentarios