sd huesca

Pacheta: "Es un partido de máxima importancia"

El técnico del Huesca está ilusionado ante la visita a Éibar  y confía en una plantilla que es cada vez más competitiva 

Pacheta entrenador SD Huesca
Pacheta está muy satisfecho del rendimiento de su equipo / Foto SD Huesca

El entrenador de la SD Huesca analizaba el partido del sábado en Éibar resaltando la importancia que tiene, sin ser una final. Es una gran oportunidad de dar un paso más en la lucha por la permanencia e incluso se podría salir de los puestos de descenso. Alicientes no le faltan a un enfrentamiento entre dos clubes modestos, aunque los armeros con mucha más experiencia en Primera División, si bien esta temporada sufriendo más de lo esperado.

El Huesca recupera a Sandro al que el técnico ha visto muy bien durante la semana y le abre la puerta a la reaparición. Los que todavía nos están son Luisinho y Mosquera, además de Gastón Silva.

Pacheta ve a su equipo “capacitado para ganar a cualquiera” y tiene claro el de Éibar, como todos, “son partidos de máxima importancia, como el de Valladolid” y que si se gana “estamos enganchados y eso nos haca más competitivos” y ahora ve a los suyos como “un equipo que sabe ganar”. El técnico tiene claro que no hace falta motivar a sus jugadores que saben lo que se juegan.

Enfrente un Éibar que dirige un Mendilibar que para Pacheta es “un referente” y un equipo que “tiene un plan que le funciona”, aunque ahora no esté pasando por su mejor momento. “Es un conjunto muy peligroso en su estadio y un rival muy fuerte en muchos aspectos”. El entrenador del Huesca destacaba la plantilla con las buenas individualidades que tiene el Éibar.

El triunfo con el Granada ha traído alegría al vestuario porque “las victorias generan mejor ambiente y positivismo, pero no hay que relajarse porque otra vez tenemos un partido de máxima importancia”.

Sobre si son más que tres puntos, como se dijo ante el Valladolid, “se pueden calificar así los enfrenamientos directos”, pero Pacheta tiene claro que aún ganando en Éibar hay que seguir y “tenemos que ganar el siguiente y el siguiente”, pero teniendo claro que con un triunfo “nos metemos en toda la pomada y eso lo sabemos”.

El Huesca espera “ un partido muy duro en su estadio” y el entrenador oscense sabe que habrá que estar muy atentos a las segundas acciones y a la intensidad que le ponen los armeros y le gusta la expresión que espera “una guerra de guerrillas” por la importancia del triunfo.

El entrenador solo piensa en su equipo, pero sabe que recortar de 6 a 2 puntos es un aviso para los rivales y “nos da moral e ilusión”, pero no le obsesiona la clasificación y sí “cada partido, cada entrenamiento y conseguir el objetivo al final”, concluía Pacheta.

Comentarios