balonmano

Pachi Giné ve prácticamente imposible que se reanude la competición de la ASOBAL

El presidente del Bada Huesca analiza la situación generada por el Covid-19

José Nolasco, Pachi Giné entrenador y presidente Bada Huesca
Pachi Giné junto al técnico José Nolasco, tras la renovación del entrenador hace unas semanas

El Club Balonmano Huesca es uno de los clubes que ha decantado por realizar un ERTE a su personal laboral, como “única actuación que existe y que puede ayudar a nuestro club”, señalaba el presidente Pachi Giné a Radio Huesca SER. La situación de incertidumbre que rodea al deporte impide saber a día de hoy el futuro de las competiciones y si se podrán finalizar los campeonatos.

Giné señalaba que la situación sanitaria es muy grave y avisa que “cuando acabe la situación económica de recesión va a ser peor y pensando en el futuro del club hemos presentado este ERTE”.

El presidente del BM Huesca también tenía una petición y es que le hubiera gustado que la ASOBAL “hubiera hecho una recomendación genérica a todos los equipos en lugar de que cada uno se tenga que buscar un poco la vida y actuar de forma independiente”, señalaba.

Los ERTE son la única solución para mantener vivos los proyectos deportivos y tiene claro que “al final todo el deporte profesional, en el fútbol lo desconozco, vamos a tener que acabar en una situación como esta si queremos continuar nuestro trabajo cuando esto termine”. El objetivo es que el Balonmano Huesca mantenga un proyecto que casualmente este año cumple su 25 aniversario que, tanto por la situación deportiva como ahora por el coronavirus, no se ha podido celebrar como se pensaba.

No cree que la liga se pueda concluir y su opinión es que “yo particularmente pienso, en mi modesta opinión, que es imposible y otra cosa es que a nivel de federaciones y autoridades quieran dosificar la información”, pero tiene claro que “tal como está creciendo se prolongará y luego el deporte profesional no es como un trabajo normal que se abre y se cierra una puerta de un día para otro y ya está. El deporte profesional, su finalidad es competir y se necesita un tiempo de dos o tres semanas para volver a competir”.

Con la prolongación del estado de alarma “es prácticamente imposible”, concluye Giné que espera que las medidas que adopta el gobierno para ayudar a las empresas sirva para que mantengan su actividad, aunque ve difícil que la pequeña y mediana empresa, así como los autónomos, que son los principales patrocinadores de clubes como el BM Huesca, puedan mantener el nivel de apoyo que tenían con el deporte.

Comentarios