sd huesca

Patinazo de la SD Huesca en el Anxo Carro con una preocupante derrota

El conjunto azulgrana cae ante el CD Lugo por 3-2, debido a numerosos errores defensivos y tácticos por parte de Ambriz, que no supo leer el partido

Julio Buffarini, en el Anxo Carro | Foto: LaLlga
Julio Buffarini, en el Anxo Carro | Foto: LaLlga

Por tercera jornada consecutiva, la SD Huesca ha vuelto a caer en un partido marcado por los errores defensivos. Así, el equipo de Nacho Ambriz sucumbía ante el Lugo por 3-2, después de haber remontado el tanto inicial de Gerard Valentín del minuto 5. De esta forma, las sensaciones son preocupantes e invitan a pensar cambios y una reacción de cara al próximo choque.

El encuentro empezaba de la peor forma posible para los oscenses, quienes se veían por detrás en el marcador seis minutos después del pitido inicial. Tras un error grotesco de Buffarini perdiendo el balón, Chris Ramos asistía a Gerard Valentín para batir a Andrés Fernández por bajo desde el lado derecho de su área. 

Podrían haber llegado más, pues los de Rubén Albes fueron claramente superiores en el tramo inicial del choque, con distintas ocasiones que pusieron contra las cuerdas al Huesca. Tal fue el asedio que los lucenses tuvieron el 2-0, aunque Andrés sacaba un potente disparo con una gran estirada. 

No obstante, el conjunto azulgrana encontraba en el balón parado su mejor aliado para remontar el choque en cuestión de minutos. Primero, en el 35', Ferreiro colgaba un balón que finalmente Barreiro metería en la red en busca de despejar. Y segundo, en el 39', Escriche aprovechaba un gran centro de Marc Mateu de córner para darle la vuelta a un partido que no invitaba al optimismo. 

Siguió sin hacerlo pasados los minutos y llegados incluso a la segunda parte, donde Ambriz se equivocó por completo al no aportarle equilibrio y contención a su equipo. El cierto dominio logrado en los primeros minutos de la segunda mitad fueron un espejismo al verse un Lugo todavía superior en los duelos, las recuperaciones y el juego aéreo. 

Así llegó el 2-2, que tras una falta innecesaria de Buffarini al borde del área terminaba dentro de la portería de Andrés. El experimentado meta no blocaba el balón, dejando en bandeja el remate de Barreiro a sus pies. El error quebró los esquemas de los azulgranas, quienes verían cómo se les iba el choque escasos instantes después.

Si dicho gol fue en el 83', Cuéllar le daría la victoria a los locales en el 86'. Una vez más, el argentino Buffarini dejaba descubierto el lateral derecho, por donde un balón raso acabó siendo empujado por el atacante del Lugo. Los cambios no funcionaron lo más mínimo. Ni la entrada de Pitta fue suficiente ni las de Juan Carlos o Nwakali y Ratiu, estos últimos en el 90' cuando ya era tarde.

Así, la SD Huesca regresa a Huesca con las manos vacías de puntos, pero cargadas de sensaciones preocupantes tras haber sucumbido ante uno de los dos equipos que todavía no había ganado. El equipo de Ambriz acumula tres derrotas consecutivas, por lo que tendrá que buscar soluciones urgentes para cortar una racha que no debe alargarse ante el CF Fuenlabrada.