montaña

Premios y distinciones para celebrar la Cena de la Montaña

La Federación Aragonesa de Montaña entregó los premios y distinciones en un año con grandes éxitos deportivos

Premiados Cena de la Montaña FAM
Foto de familia de los premiados en la fiesta de la montaña

La Federación Aragonesa de Montaña (FAM) organizaba la tradicional Cena de la Montaña que llegaba ya a su 23 edición y que tuvo lugar en el Hotel Reino de Aragón de Zaragoza. Allí se entregarán los premios y distinciones a personas, clubes y entidades que colaboran y trabajan por el montañismo en Aragón con gran protagonismo para el Alto Aragón.

En el apartado deportivo, los deportistas de la provincia de Huesca fueron los más destacados con el el Trofeo Federación para el jaqués Daniel Osanz, deportista de Carreras por Montaña que este año tuvo una brillante actuación en el Mundial júnior y que es una de las grandes promesas de este deporte.

Los dos mejores deportistas de este año, también son altoaragoneses. La mejor deportista ha sido Claudia Valero que compite con el Club Atlético Sobrarbe en esquí de montaña y el mejor deportista masculino es el binefarense del Club Litera Rubén Sanmartín, miembro del Equipo Nacional de Alpinismo y del Grupo de Tecnificación de la Federación Aragonesa, que también ha realizado destacadas actividades en este año.

En cuanto al resto de premiados, Jesús Rivas recibió la distinción como presidente de honor y que lleva más de 35 años vinculado a la FAM. Un merecido reconocimiento para uno de los pioneros de esta federación.

Las insignias de oro han sido para Juan Arribas, vinculado al nacimiento de la UHEL, la unidad de helicópteros de rescate, y que fue jefe en Jaca de los Grupos de Rescate en Montaña de la Guardia Civil, ahora destinado en Canarias, pero que guarda, dijo, un grato recuerdo de su paso por el Alto Aragón y agradecía la colaboración que siempre han prestado los montañeros a la Guardia Civil, dos entidades muy unidas para mejorar la seguridad, prevención y rescates en montaña. La otra insignia era para celebrar el medio siglo de vida del Club Alpino Universitario de Zaragoza.

El premio FIATC ha recaído en la alcañizana Pilar Prades y las seis placas de reconocimiento para el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, por su centenario, al Centro de Adiestramientos Específicos de Montaña (CAEM), con sede en Jaca y perteneciente a la Guardia Civil, por la ayuda que está prestando a la Escuela de Esquí de Montaña de la federación, y para el Ayuntamiento de La Puebla de Albortón, la campaña Montañas Seguras, que cumple veinte años, el veterano montañero Melchor Frechín y la Federación Francesa de Montaña.

En estos momentos, la Federación Aragonesa de Montaña cuenta con unos 12.700 federados, unos 1.000 más que el año pasado. Son 220 clubes que llenan de actividades el calendario durante todo el año, como recordaba Luis Masgrau, presidente de la FAM.

Daniel Osanz
Daniel Osanz recibió el Trofeo Federación
Comentarios