sd huesca

Prevenir las lesiones, principal objetivo en la preparación de la SD Huesca

El equipo ha comenzado a ejercitarse en grupos con la buena noticia de la vuelta de Eugeni

David Porcel, preparador físico de la SD Huesca, observando el entrenamiento de este lunes
David Porcel, preparador físico de la SD Huesca, observando el entrenamiento de este lunes / Foto LaLiga/SD Huesca

La Sociedad Deportiva Huesca ha comenzado una nueva semana de trabajo donde la principal novedad ha sido que lo han podido hacer, en esta fase 3, en grupos de diez por lo que los 30 integrantes del equipo han trabajado sobre el césped del Pirámide, donde se sigue manteniendo todo el estricto protocolo desde que se volvió a los entrenamientos. Míchel ya ha podido, además, incidir en algunas cuestiones tácticas en esta cuenta atrás para volver a jugar los partidos que quedan para completar la temporada.

Se han vuelto a ver los típicos rondos y ejercicios colectivos con balón por lo que se asemejan más los entrenamientos a lo que era la normalidad antes de la aparición de la covid-19. Las sesiones, que se prolongarán hasta el sábado, comienzan sobre las 9 de la mañana hasta las 12,30 horas. La buena noticia ha sido ver otra vez ejercitándose a Eugeni, aunque al margen, por lo que uno de los grupos se ha quedado en nueve.

El primero de los grupos estaba formado por Rubén Yáñez, Pulido, Luisinho, Miguelón, Kike Hermoso, Nwakali, Cristo, Peñaloza, Mboula y Okazaki. El segundo grupo lo formaban Álvaro Fernández, Pedro López, Insua, Datkovic, Doukuré, Juan Carlos, Ferreiro, Manu Molina y Carlos Kevin. Y en el tercer y último grupo han aparecido Bardají, Valera, Jordi Méndez, Josué, Galán, Mosquera, Mikel Rico, Sergio Gómez, Raba y Rafa Mir.

El preparador físico David Porcel analizaba esta vuelta que calificaba como “un periodo distinto. Algo a lo que no estamos acostumbrados. El volumen de trabajo para el cuerpo técnico está siendo muy alto, al tener que ajustar muy bien los ejercicios, repetirlo entre varios grupos y controlar y adaptar las cargas”. Para Porcel, “por un lado es más trabajo, pero estamos contentos de poder estar de vuelta”.

La preocupación está en prevenir las lesiones y “es algo que tenemos muy presente y trabajamos para evitarlas al máximo, aunque sabemos que es complicado.  Lo vimos el otro día con Eugeni, en una acción muy concreta. Pero el objetivo es llegar con el máximo de jugadores posibles al inicio y que si es posible, no pierdan sesiones de entrenamiento”.

Un paso más que supone “un cambio radical en la metodología de entrenamiento, porque permite más colaboración entre jugadores. Hay que ir con cuidado, porque genera muchos más estímulos”, señala David Porcel.

Entrenamientos donde “la exigencia es máxima desde el primer día”, avisa el preparador físico azulgrana. La plantilla está creciendo en el aspecto físico y es que dentro de un mes llegarán partidos cada 72 horas con un exigente calendario para el que el Huesca quiere estar lo mejor preparado posible.

Comentarios