sd huesca

Primeras curvas para Nacho Ambriz

Los errores le han costado al Huesca nueve puntos en las tres últimas jornadas y el entrenador está obligado a dar un giro al equipo

Nacho Ambriz entrenador SD Huesca  junto con sus ayudantes durante un entrenamiento
Nacho Ambriz, junto con sus ayudantes, durante un entrenamiento

Si se tratase de los toros, diríamos que ha sonado el primer aviso y es que tres derrotas seguidas y la imagen que están dando los azulgrana, son motivo para pensar que hay que empezar a preocuparse cuando solamente se llevan cinco jornadas. Queda mucha temporada por delante y hay que agarrarse a una reacción que todo el mundo espera que se produzca el domingo que viene en El Alcoraz ante el Fuenlabrada.

La SD Huesca comenzó con brillantez en su juego y dos victorias, pero allí ya se vio la apuesta arriesgada de Ambriz y lo que podría sufrir en defensa. Y así ha sido en las jornadas posteriores en los que ha encajado gol en los primeros minutos de cada partido, con el consiguiente problema que supone ir contra corriente en el marcador. Ante Las Palmas no hubo opción, con el Oviedo se consiguió empatar y con el Lugo darle la vuelta, si bien luego el conjunto oscense fue incapaz de controlar la situación para acabar perdiendo en ambos casos.

El Huesca es el equipo que más goles lleva en contra, junto con el Mirandés, Las Palmas, Lugo y Alcorcón, con 7 tantos encajados. Por el contrario es el máximo goleador con 8, junto a Almería y Mirandés. Se ha visto puerta en los cinco encuentros, pero recibir tanto gol en Segunda División es sinónimo de problemas para sumar victorias.

Si comparamos el inicio hace dos campañas con Míchel en el banquillo, la SD Huesca repitió ganando los dos primeros encuentros ante Las Palmas y Deportivo, perdió el tercero en Almería, ganó el cuarto a Sporting y cayó de nuevo en el quinto en Soria con el Numancia. Es decir, sumó 9 puntos, 3 más que Ambriz.

Todo el equipo tiene que reflexionar, sobre todo el entrenador que no estuvo fino en la recta final del partido que se escapó en el Anxo Carro por los errores, pero que tampoco el técnico supo leer lo que pedía en ese momento el encuentro y optó por seguir igual, cuando todos pensamos que reforzar el centro del campo hubiera sido más prudente para no dar alas al Lugo, como así sucedió.

Otro tema es el de los errores graves individuales que no se pueden permitir en el Huesca en los tres goles. Toca mejorar y cambiar la dinámica en la que ha entrado el equipo que está en la zona media con 6 puntos. No hay todavía distancias por eso es el momento de no fallar y recuperar buenas sensaciones cuanto antes y el próximo choque en casa ante la afición en El Alcoraz con el Fuenlabrada se puede hablar ya de necesidad y de no volver a fallar. Podría sonar el segundo aviso.