sd huesca

Raba promete “verticalidad” y Seoane “trabajo” para el proyecto azulgrana

Ambos jugadores rechazaron numerosas ofertas para unirse a la SD Huesca

Jaime Seoane y Dani Raba
Jaime Seoane y Dani Raba ya posan con la elástica azulgrana de la SD Huesca

Confirmados como nuevos jugadores de la Sociedad Deportiva Huesca, Dani Raba y Jaime Seoane ya han sido presentados como tal en El Alcoraz. Rubén García se ha encargado de acompañar tanto al atacante como al centrocampista que destacaban la confianza ofrecida y el interés “clave” desde la entidad para decantarse por la elástica azulgrana y por formar parte de un proyecto interesante de cara a la próxima temporada.

Antes de firmar por el Huesca, Raba contaba con más de una oferta ambiciosa del fútbol profesional español aunque el fuerte interés oscense fue una de las claves para su decisión final. Miguelón y Moi, antiguos y recientes compañeros, también fueron partícipes gracias a sus conversaciones, tal y como aseguraba Daniel con “muy buenas indicaciones sobre el club”.

“Lo personal va ligado a lo colectivo” explicaba haciendo referencia a las metas marcadas por el propio santanderino, consciente también de la todavía falta de jugadores para completar la plantilla. Así, el propio jugador se definía por su verticalidad arriba, desborde y desequilibrio, además de que “hay que ser determinante” en los metros finales del campo rival y trabajar el máximo posible para conseguir la titularidad: “Da igual dónde estés, el puesto tienes que ganártelo”.

La bienvenida por parte de sus nuevos compañeros no ha sido para menos, y es que tanto él como Seoane han hablado de la buena acogida que recibieron nada más llegar a las instalaciones altoaragonesas. Sobre Míchel, todavía no ha tenido la oportunidad de hablar personalmente con él aunque es consciente del estilo marcado por el madrileño.

Sobre Seoane, el madrileño aseguraba que iba a ser “un cambio grande” el paso del Real Madrid al Huesca por haber vivido toda su vida como merengue, pero lo afrontará “con toda la ilusión del mundo” con ganas de adaptarse cuanto antes. Como “un jugador de equipo” se calificaba ante los medios, a la vez que aseguraba “mucho trabajo” por su parte en cualquier posición que deba cubrir.

La experiencia de la concentración con el primer equipo madridista le ha servido para aprender de los mejores durante el verano. Sin embargo, ya tenía “muchas ganas” de incorporarse a su nuevo club, donde tratará de aportar todos sus conocimientos y, por supuesto, aprender de gente experimentada como Mikel Rico o Mosquera.

Las llegadas de ambos no serán las últimas, ya que Rubén García trabaja para concretar los últimos refuerzos en defensa y ataque que consoliden el bloque formado con Míchel y su cuerpo técnico a la cabeza. Sin duda, dos jugadores que vienen para continuar con su aprendizaje y a la vez aportar el máximo posible desde la primera hasta la última jornada de liga.

Comentarios