FÚTBOL

El Real Zaragoza se lleva el derbi

Los azulgrana se centran ya en la próxima cita, el jueves en el Alcoraz, ante el Albacete Balompié

Derbi aragonés
Un disputado derbi aragonés entre dos conjuntos muy igualados// HERALDO DE ARAGÓN

El Real Zaragoza vencía a la SD Huesca en el histórico derbi que enfrentaba a los dos equipos aragoneses en La Romareda. El gol de Javi Ros, en el minuto 57, era suficiente, y eso que los blanquiazules no supieron sentenciar en las tres oportunidades que tenían en los últimos minutos. Incluso, en el minuto 93, Toquero perdonaba un gol, que paraba Remiro. No estuvo el Huesca a su nivel y, aunque dispuso de una clara ocasión de Melero para haberse adelantado, no fue el día.

La SD Huesca no estaba a la altura de otros encuentros en los que ha brillado a lo largo de esta liga. En definitiva, no era el Huesca que esperaban los aficionados. Los oscenses tenían este sábado poca presencia en ataque; mostraban voluntad en alguna ocasión, pero no era su día, y tampoco se mostraban decisivos a balón parado.

Tras haber llegado al descanso con empate a cero, el Zaragoza se adelantaba marcando su gol, en el minuto 57, a través de un gol de Javi Ros. Un balón peinado por Alexander, del que se aprovechaba Borja Iglesias, quien lo pasaba a Papu, que no era capaz de meter gol en un primer intento, que rechazaba Remiro. Pero había todavía un segundo, que también fallaba Javi Ros, quien podía gozar de una tercera oportunidad, que transformaba finalmente en gol, para delirio de la grada blanquiazul.

Los cambios realizados por Rubi no daban resultado y no suponían el revulsivo que se buscaba, tras el gol de los zaragozanos, que se mostraban superiores. Pulido, que se lesionaba, debía finalizar el encuentro sobre el césped al haberse realizado ya los tres cambios, aunque muy mermado, situación que aprovechaba el Zaragoza para llegar claramente al área oscense. Había sufrido un fuerte golpe en un lance del juego.

Al término del encuentro, los jugadores del Huesca se acercaban a la zona en la que se encontraban los aficionados oscenses para agradecerles su desplazamiento y su presencia en el campo. La afición reconoció el esfuerzo, aunque lógicamente con la decepción de la derrota.
Ésta era la octava ocasión en que se enfrentaban ambos equipos en partido oficial. Con este marcador, los enfrentamientos se han saldado con cuatro victorias del Real Zaragoza, tres empates y una victoria de la SD Huesca.

Ambiente excepcional el que se vivía en la Romareda, donde los jugadores de uno y otro equipo eran aclamados por sus aficiones a la llegada al campo y también en el momento de saltar al césped para realizar los ejercicios de calentamiento. Hay que recordar que a Zaragoza se desplazaban más de 1.700 seguidores del equipo azulgrana, para animar a su equipo.

La lluvia que estaba anunciada se hacía esperar, pero en los últimos diez minutos acababa lloviendo en Zaragoza de forma torrencial. Tranquilidad, buena relación entre aficiones y ambiente festivo eran los protagonistas destacados de este derbi.

En estos momentos, el Huesca sigue tercero, con 58 puntos y un partido menos, y el Real Zaragoza se ha alzado a la quinta plaza, con 55 puntos. Los oscenses, con esta derrota, encadenan siete partidos sin conocer la victoria, desde que venciesen el pasado 11 de febrero, por 1-0 a la Cultural Leonesa. No queda más que reconocer que el Zaragoza fue superior, olvidar cuanto antes, y empezar a pensar en el jueves que se disputa el partido aplazado con el Albacete. Es vital ganar para recuperar las buenas sensaciones y pensar en positivo en las jornadas que restan.




Comentarios