sd huesca

SD Huesca: primer aniversario de un regreso anhelado a Primera División

El club cumple un año desde que volvió a la élite del fútbol español, después de vencer al Numancia por 3-0 en El Alcoraz el 17 de julio de 2020

Los jugadores de la SD Huesca han celebrado el ascenso en el campo
Los jugadores de la SD Huesca han celebrado el ascenso en el campo / SD Huesca

En el día que la Sociedad Deportiva Huesca dispute el primer partido amistoso de la pretemporada 21/22, también se cumple un año del segundo ascenso a Primera División. El 17 de julio de 2020, el equipo entrenado por Míchel por aquel entonces entraba en las páginas doradas de la historia del club después de vencer al CD Numancia por 3-0 en El Alcoraz. Una victoria que, con la derrota de la UD Almería ante la SD Ponferradina, supuso el regreso a la élite del fútbol español.

No fue una temporada fácil, ni en lo deportivo ni en lo extradeportivo debido a la crisis sanitaria que supuso la aparición del coronavirus. Partiendo desde el inicio, el conjunto azulgrana aspiraba a lo máximo con una de las plantillas más amplias y competitivas de Segunda División, aunque no terminaba de arrancar lejos de casa. A diferencia del rodillo en el que se convirtió en El Alcoraz gracias en parte al respaldo y el aliento de la afición, Míchel y los suyos no fueron capaces de hacerse sólidos en tierras ajenas.

No obstante, la SD Huesca, como aspirante a todo que era, se mantuvo en la zona noble de la clasificación durante gran parte de la temporada aunque sin asentarse en los puestos de ascenso directo. El buen papel de jugadores como Álvaro Fernández, Jorge Pulido, Mikel Rico u Okazaki fueron fundamentales para llegar al segundo tramo de liga como un de los rivales a batir. Ello aumentó con la llegada de Rafa Mir en el mercado de invierno, convirtiéndose junto al delantero nipón en una dupla letal con 9 y 12 goles respectivamente al término de la campaña.

Las dudas nunca desaparecieron de los alrededores del equipo una vez demostrado que le faltaba algo para alcanzar de una vez por todas el ascenso directo. El empujón definitivo llegó tras el parón sufrido en la competición debido a la pandemia, en un tramo de liga en el que el Huesca, con sus victorias y sus tropiezos, se hizo más grande que otros candidatos al ascenso.

Rivales como el Almería, el Real Zaragoza o el Fuenlabrada empezaron a decaer en partidos clave. Concretamente, el equipo blanquillo ante los azulgranas en La Romareda, un duelo que acabó decantándose para el Huesca gracias a un gol de Javi Galán en el último minuto del tiempo añadido. Victorias ante equipos como el Girona en la primera vuelta o contra el Almería de Guti en la segunda vuelta también fueron decisivas.

Con el deseo de regresar por tercera vez, así ha vuelto al verde el conjunto azulgrana en la que habrá una vez más multitud de caras nuevas. Un nuevo grupo que querrá repetir lo que otros hicieron anteriormente, que desean formar parte de la historia reciente y más exitosa de la SD Huesca.