sd huesca

Seis jornadas para terminar la primera vuelta y agarrarse a la clasificación

El Huesca tiene que visitar al Mirandés, Almería y Sporting y recibir al Ibiza, Valladolid y Alcorcón

Entrenamiento Pirámide SD Huesca
El equipo azulgrana necesita una rápida reacción

La SD Huesca tiene por delante un mes y medio para concluir la primera vuelta y salvar los muebles hasta el mercado invernal, tras la decepción que se está viviendo en las 15 jornadas disputadas hasta ahora y con el equipo muy lejos de los objetivos de pelear por la zona alta de la clasificación. Los de Xisco Muñoz tienen 17 puntos y figuran en el puesto 15.

Pero ahora mismo, el primer paso tiene que ser recuperar la confianza y con la plantilla actual ir mejorando para cambiar la dinámica de resultados. Hablar ahora de alcanzar los primeros puestos sería engañarse a sí mismo, porque la realidad es bien distinta y el Huesca está solo tres puntos por encima del descenso y a siete del playoff. Por no hablar de los dos primeros de ascenso directo que son Almería con 34 puntos y Éibar con 28, una diferencia muy por encima de lo esperado.

A estas alturas nadie puede dudar que el proyecto deportivo ha sido un error y la configuración de la plantilla no reúne la calidad que exige la categoría. Intentar arreglar eso ahora será complicado por mucho que haya capacidad económica en el límite salarial.

Desde el club ya no se oculta que habrá que invertir para salvar la situación con la llegada de varios refuerzos. Poner una cifra es complicado, pero por lo menos serían cuatro o cinco las incorporaciones para todas las líneas. Aunque hay fichas libres, la idea sería también desprenderse de un par de jugadores buscando cesiones.

Antes de ello hay que jugar las últimas seis jornadas de la primera vuelta con un calendario exigente. Para empezar visita al Mirandés. Luego se recibirá al Ibiza que es la revelación del campeonato. Y luego llegará una dura fase donde se visitará al Almería de Rubi y se recibirá al Valladolid de Pacheta. Otro partido complicado será en El Molinón con el Sporting para cerrar la primera parte de la liga en casa con el colista Alcorcón.

La situación es tan complicada como mirar hacia abajo y ver que el Huesca solamente ha sido capaz de ganar a la Real Sociedad B de seis de los siete equipos que tiene por detrás y es que todavía no ha jugado con el Alcorcón.

Luego está la situación en El Alcoraz donde solamente se ganaron los dos primeros encuentros a Éibar y Cartagena y después se han perdido tres con Oviedo, Tenerife y Leganés y se ha empatado con Fuenlabrada, Málaga y Amorebieta. Demasiados puntos han volado ya como locales y es un déficit muy importante que se nota y de que mantera en la clasificación.