sd huesca

El Huesca mantiene la segunda plaza tras la derrota del Zaragoza

Los azulgrana dependen de sí mismos a falta de cuatro jornadas para conseguir el ascenso directo

Míchel entrenamiento SD Huesca Sergio Gómez jugador
 Sergio Gómez junto a Míchel durante un entrenamiento / Foto SD Huesca

La Sociedad Deportiva Huesca no tiene tiempo que perder puesto que este miércoles vuelve haber otra final ante el Alcorcón y más después de que el Zaragoza perdiera en casa este lunes con el Rayo por 2-4 lo que le permite mantener la plaza de ascenso directo. Es cierto que se perdió en Coruña, pero las sensaciones no fueron malas sobre todo en la segunda mitad donde faltó el acierto ante la portería contraria.

Con la baja segura de Raba, al margen de Doukuré, y la duda de Insua, el equipo prepara un encuentro ante los madrileño que no han perdido todavía lejos de su estadio de Santo Domingo. El encuentro se jugará a las 21,45 horas.

Y es que, como decía Sergio Gómez, “si nos fijamos en el resultado las sensaciones son negativas pero si vemos el juego del equipo no lo fue tanto, apretamos en la segunda parte, fuimos dominadores y tuvimos ocasiones, merecimos más”, señalaba.

Sergio Gómez, que ha sido titular en los últimos encuentros, analizaba la situación y tiene claro que hay que “mantener la calma y pensar en el Alcorcón, son tres puntos clave y tenemos que salir a ganar desde el inicio” y recuerda que los otros equipos “también pinchan pero debemos centrarnos en nosotros y hacer doce de doce”, incidía.

Todo parece indicar que hasta el último partido habrá que pelear en una “segunda que es una liga muy competitiva, hasta la última jornada va a estar todo muy disputado. Si Sacamos tres puntos frente al Alcorcón daremos un gran paso hacia adelante”.

Pero hay que tener mucho cuidado por el rival que “no ha perdido fuera de casa pero vamos a salir a demostrar que vamos a por todas. Para nosotros es un reto más, estamos centrados en los tres puntos”, apunta el jugador azulgrana.

Como todos está preparado para jugar y aportar en un momento en el que Míchel necesita de todos los jugadores. Hay bajas y hay que redoblar esfuerzos. Quedan cuatro finales y el Huesca puede tener en su mano el ascenso.

Comentarios