sd huesca B

Último partido de la temporada para el Huesca B, con la misión de acabar con buen sabor de boca

Mientras que los azulgranas no se juegan nada, el domingo a las 12 serán jueces de los últimos descensos que se produzcan a Tercera RFEF

El Huesca ganaba al Espanyol B por 4-3 en un vibrante partido
Imagen del duelo del Huesca B contra el Espanyol B

Este domingo, a las 12 horas, llega el último partido de la temporada para la SD Huesca B. Será contra el Cerdanyola, en el Campo Municipal La Fontetes, donde el filial azulgrana buscará concluir la campaña de la mejor forma posible a pesar de haber consumado el descenso a Tercera RFEF la jornada anterior.

No cabe duda de que el sabor de boca va a ser amargo pase lo que pase, aunque los de Dani Aso tienen la obligación de competir hasta el último momento o, lo que es lo mismo, acabar con honor y de ser posible con tres puntos más en el casillero. Para ello, delante tendrá al Cerdanyola, actualmente 15º clasificado.

El conjunto catalán llega al último choque después de haber acumulado cuatro derrotas consecutivas y con la permanencia en juego todavía, el cual tendrá que superar al conjunto azulgrana si quiere permanecer una campaña más en Segunda RFEF. No obstante, el Huesca pisa un campo que no presenció ninguna derrota desde el comienzo de la liga hasta finales de marzo.

En la primera vuelta, en Grañén, el equipo de Aso fue capaz de vencer al conjunto catalán por 2-0, gracias a los tantos de Jordi Cano y Carlos Kevin. No obstante, en esta ocasión se miden a uno de los equipos más goleadores del grupo III.

En definitiva, sin objetivo alguno para los azulgranas, el Huesca B tiene la oportunidad de acabar la temporada de la mejor forma posible. Aunque no sirva de nada, el filial azulgrana buscará dar una buena versión para tratar de acabar con el mejor sabor de boca posible, pensando ya en que la próxima campaña jugará en Tercera RFEF.