deportes

Un infortunio priva de la victoria al equipo ciclista Turismo Villanúa en la Ribera del Duero

Pau Miquel quedó finalmente séptimo en su llegada a la meta colocada en Aranda de Duero

Participantes del Equipo Ciclista de Villanúa en la III Vuelta a la Ribera del Duero
Participantes del Equipo Ciclista de Villanúa en la III Vuelta a la Ribera del Duero

El Equipo Ciclista Turismo Villanúa de la categoría Junior no logró vencer en la tercera edición de la Vuelta a la Ribera del Duero, dónde el protagonismo lo tuvo un pinchazo en una rueda y la posterior pérdida de tiempo. Pablo Castrillo fue el desafortunado durante la competición.

Dicha cita estuvo compuesta por cuatro etapas, a contracorriente por parte del equipo villanuense en todas ellas. En la primera etapa, caracterizada por ser una crono por equipos, Pau Miquel se vió obligado a cambiar su bicicleta debido a un incidente que le hizo perder dos minutos tanto a él como a sus compañeros que le esperaban.

En la segunda, con salida desde Aranda de Duero, la meta en San Esteban de Gormaz y un recorrido de 91,2 kilómetros, Pablo Castrillo lograba fugarse del pelotón junto a otro corredor durante 70 kilómetros. Desgraciadamente, en el recorrido de La Horra hasta Pedrosa de Duero (93,1 km) de la tercera fase, Castrillo tuvo el conocido pinchazo donde perdió el maillot de las Metas Volantes que tenía en sus manos.

Debido a causas desconocidas, desde el propio club se afirma que no fueron avisados por radio vuelta, algo que les impidió conocer el pinchazo hasta su llegada en coche. Finalmente, en la cuarta etapa con un recorrido de 114 kilómetros Pau Miquel llegaba a la meta en séptima posición. Una vuelta marcada por una desafortunada pérdida de tiempo irrecuperable.

Comentarios