RAYO VALLECANO- SD HUESCA

Un punto que no sabe a nada

El Huesca empata 0-0 ante el Rayo Vallecano y se complica más la permanencia

Rayo Vallecano- Huesca
Un empate a cero a pesar de las claras ocasiones que tuvieron los azulgrana en la segunda parte

La SD Huesca tuvo ocasiones más que claras en su partido contra el Rayo Vallecano este sábado, pero no supo materializarlas. El resultado final, empate a cero, da un punto a los azulgrana que sabe descafeinado teniendo en cuenta la necesidad de ganar y sumar de tres en tres, algo que se le resiste a los de Francisco con cuatro empates consecutivos. Con 26 puntos y cinco jornadas por delante, la salvación es ya más que un milagro para los oscenses.

El Rayo y el Huesca sabían lo que se jugaban y salieron muy centrados e intentando no cometer errores. Fuerzas igualadas y pocas ocasiones marcaron la primera mitad en la que la nota negativa fue la lesión de Pulido con un fuerte golpe en el costado que le impidió salir tras el descanso.

El mayor susto fue en el minuto 51 cuando el equipo anfitrión marcaba un gol Raúl de Tomás que resultó anulado por fuera de juego tras ser revisado por el VAR. Se salvaba el Huesca al que espoleo esa acción y poco a poco fue mejorando, especialmente con la entrada del Cucho en banda izquierda. 

Los azulgrana llegaron mejor al final y  tuvieron dos ocasiones claras que desaprovecharon a todas luces: Chimy Ávila, tras un remate de Enric Gallego, y Etxeita, al que obstaculizó un defensa, tuvieron el balón a escasos metros de la portería en acciones donde se perdonó y el marcador ya no se movería.

El Rayo fue mejor durante gran parte, pero los oscenses demostraron que nunca se dan por vencidos y pelearon hasta el final por una victoria que no llegó, una vez más, a pesar de los méritos hechos por los de Francisco en la recta final del choque.

De este modo, es un resultado que no sirve a los oscenses en su objetivo de permanencia y que tendrán su próxima ocasión ante el Eibar en El Alcoraz el martes, Día de San Jorge. Veremos cómo acaba la jornada, pero ya casi hay que sumar victorias en todo lo que queda si se quiere obrar el milagro que no termina de llegar.

Comentarios