rugby

Victoria trabajada del Quebrantahuesos Rugby Club en la primera jornada

Los altoaragoneses se estrenaron en la División de Honor Catalana venciendo a Tarragona por 22-16

rugby Quebrantahuesos
El equipo altoaragonés ha comenzado con buen pie la competición

Después de la sufrida clasificación para la máxima categoría de la liga regional catalana, el QRC se enfrentaba al primero de muchos partidos en los que tocaba ponerse el mono de trabajo y apretar los dientes los 80 minutos. Años atrás, el escenario de tener 17 partidos altamente competitivos durante la temporada habría sido considerado como ciencia ficción en el imaginario del QRC. Hoy en día, es una realidad para el Quebrantahuesos, que se ha ganado por mérito propio el poder competir a este nivel, junto a históricos de Cataluña, como el Gòtics o el Sitges. Otro club histórico de Cataluña, los “voltors” de Tarragona, fundado en 1986, se encargó de abrir la jornada en los campos de los Sotos.

La agónica clasificación del QRC, obtenida en el último minuto del último partido, hacía pensar a los altoaragoneses que la División de Honor Catalana podía ser un escalón muy alto, quizás insalvable para la bisoñez del equipo. No obstante, quien fuera a pensar que el objetivo de la temporada estaba cumplido es que no conoce el alma de este club, siempre en busca de nuevos desafíos.

El Tarragona llegaba como segundo clasificado del grupo B, con una sola derrota por 3 puntos (18-15 frente a Gòtics) en su haber, y una carta de presentación de equipo muy fuerte, con backs dinámicos y un 10 muy activo en el juego al pie. Con estas credenciales, el partido se le antojaba cuanto menos complicado a un QRC que tenía que sustituir uno de sus centros titulares en el calentamiento por lesión. Sin embargo, el Quebrantahuesos está consiguiendo forjar un estilo de juego muy personal, basado en la fortaleza de las fases de reinicio (melé y touch), y el control del balón.

Después de un intenso encuentro se llegó al final con el resultado de 22-16 para los altoaragoneses.

Tras el rendimiento mostrado este último partido, queda claro que el Quebrantahuesos va por buen camino y está forjándose un estilo de juego propio, que poco a poco se está convirtiendo en un hueso duro de roer para equipos rivales. En dos semanas, el QRC viajará a la Foixarda para batirse a uno de los principales aspirantes al título este año, els Gòtics de Barcelona, un partidazo en la catedral del rugby de Cataluña.

Comentarios