FÚTBOL

Werner: “Venir a Huesca es un paso adelante en mi carrera”

El portero azulgrana, cedido del Atlético de Madrid, se muestra ambicioso ante el reto que se le presenta

Axel Werner
Axel Werner, nuevo portero azulgrana / SD HUESCA

Después de un año entrenando junto a uno de los mejores porteros del mundo, Jan Oblak, Axel Werner asume el desafío de defender la meta de la SD Huesca en el año de su ascenso a Primera División, llegando a El Alcoraz en calidad de cedido por el Atlético de Madrid. “Me tomo esto como un reto nuevo, que asimilo como un paso hacia delante en mi carrera. Vengo a tener protagonismo y a buscar esos minutos que todo jugador siempre ansía tener. Aunque una vez uno llega y se va insertando en el grupo, los objetivos individuales pasan a ser colectivos, y creo que en ese sentido será un buen año para mí”, decía el joven guardameta argentino, que comparecía por primera vez ante los medios este domingo, durante la concentración de la SD Huesca en Benasque.

Le acompañaba el director deportivo de la entidad azulgrana, Emilio Vega, que definía a Werner como un “portero que destaca por su personalidad. Creo que a nivel futbolístico tiene mucha sobriedad y es muy bueno bajo palos”. Destacaba también Vega su ilusión y predisposición por formar parte del proyecto de la SD Huesca.

Lo hace con unas perspectivas muy diferentes a la de su club de origen, pero que para el portero no son desconocidas. “Salí de un club con ambiciones parecidas, como el Atlético Rafaela de mi país. Por eso no creo que me resulte complicado sentirme identificado con este proyecto”, explicaba el portero. La gran presencia de compatriotas en el conjunto también le ayudará a integrarse. “Siempre es bueno sentirse en el ambiente de uno, pero también hay muchos chicos que sin ser argentinos se han mostrado amables y abiertos a mi llegada”, añadía.

Werner también se definió, secundando las palabras de Emilio Vega. “Trato que mi trabajo pase desapercibido, hacer lo todo lo más sencillo posible y estar allí cuando el equipo lo necesite”, decía. Unas cualidades que ha desarrollado en su trabajo diario junto al resto de porteros de un club como el Atlético de Madrid, que recuerda de manera muy positiva. “Teníamos un grupo muy bueno, formado por los arqueros y el entrenador de porteros, en el que trabajábamos muy bien y aprendíamos todos. Oblak es uno de los mejores porteros del mundo y lo demuestra cada fin de semana, por eso fue muy buen compartir este último año con él”, concluía, deseando muchos éxitos también al equipo rojiblanco.

Comentarios