sd huesca

Xisco Muñoz tiene cinco días por delante para seguir mejorando

Comienza la semana de entrenamientos en la SD Huesca para preparar el choque ante el Ibiza del domingo en El Alcoraz

Xisco Muñoz plantilla SD Huesca entrenamiento
Xisco Muñoz habla con sus jugadores antes de un entrenamiento

La plantilla azulgrana vuelve este martes por la tarde a los entrenamientos para preparar el próximo encuentro en el que hay que intentar seguir sumando de tres en tres y más en casa donde el Huesca no gana desde la segunda jornada al Cartagena el 22 de agosto, es decir que son tres meses sin que los aficionados vean vencer a su equipo en su estadio. Es por lo tanto el principal objetivo de la semana.

La buena noticia, salvo contratiempos durante estos días, es que Xisco Muñoz va a poder trabajar con todo el grupo lo que hace que pueda preparar en las mejores el choque. La vuelta de Joaquín Muñoz es la principal novedad. Además, hay tiempo para seguir introduciendo esas mejoras en los aspectos del juego que busca el técnico balear.

Por delante cinco sesiones desde este martes por la tarde hasta el sábado que será la última previa al partido contra los baleares que son una de las revelaciones del campeonato y con 22 puntos figuran en la octava plaza de la clasificación.

Los jugadores van recuperando sensaciones, como decía Mosquera en Miranda, porque “teníamos ganas de conseguir ya un triunfo, que llevábamos tiempo sin lograrlo” y sabiendo que esto no para aquí y “ahora tenemos un partido muy importante para nosotros la próxima semana en casa. Para meternos en posiciones que se asemejen más a lo que queremos”.

La plantilla es consciente de la situación y que hay que poner de su parte para que junto con el nuevo entrenador se vaya cambiando la dinámica. “El míster poco a poco va metiendo sus ideas, que la primera semana no le dio tiempo. Esta semana hemos tenido más tiempo para mecanizar movimientos, tanto en ataque como en defensa, y eso se ha visto”.

Y la comunión equipo y afición que fue una de las cosas bonitas que dejó el partido del sábado porque en el vestuario reconocen que la afición “siempre ha estado con nosotros, y siempre estará, porque quieren lo mejor para el Huesca. Nosotros lo que tenemos que hacer buenos es partidos. Y trabajar durante toda la semana para que estén contentos y nos sigan apoyando como siempre”, decía Mosquera.