sd huesca

Xisco Muñoz tiene una semana por delante para darle la vuelta a la situación

El Huesca suma cinco jornadas sin ganar y alejado de los puestos altos de la tabla tiene que mirar ahora a la zona de descenso

Xisco Muñoz tiene mucho trabajo esta semana para cambiar la dinámica del equipo SD Huesca
Xisco Muñoz tiene mucho trabajo esta semana para cambiar la dinámica del equipo / Foto SD Huesca

Las jornadas pasan y la situación no cambia. En las últimas cinco, desde que ganó en Girona el 16 de octubre, los azulgrana no han conseguido vencer con tres empates ante Málaga, Amorebieta y Ponferradina y dos derrotas en Burgos y en casa ante el Leganés. El cambio de entrenador se produjo en una semana con tres partidos por lo que casi no ha habido tiempo de que Xisco Muñoz encuentre soluciones. Ahora tiene cinco días por delante antes de visitar el sábado que viene al Mirandés donde hay urgencia de cambiar la dinámica y volver con los tres puntos.

Los números son muy pobres para un Huesca del que se esperaba mucho más y de hecho y quitando las dos primeras victorias contra Éibar y Cartagena, en 13 jornadas solamente ha ganado otros dos encuentros en San Sebastián a la Real Sociedad B y en Girona. Además, en los últimos partidos se han encajado 7 goles y solamente se han marcado 3.

Hay muchos problemas que solventar y uno parece complicado y es la asignatura del gol y las carencias que tiene la plantilla en todas las líneas. Tanto Pitta como Gaich, además de Escriche, no es que no marquen, es que prácticamente no generan ni ocasiones por lo que el Huesca tiene un claro déficit ofensivo que hace que cuando hay errores en defensa los partidos se decanten para los rivales, como sucedió con el Leganés.

Hay mucha preocupación en la entidad y es que la temporada va pasando y da la sensación de que hay que ir cambiando el objetivo inicial y ahora debe centrarse en no meterse en más líos en la clasificación porque la zona de descenso está cada vez más cerca. Lo dijo Pulido, luego Mikel Rico y lo repetía Ferreiro este viernes que hay que ser humildes y empezar a pensar en los 50 puntos de la permanencia.

Los aficionados han mostrado su malestar, pero también un sector de los seguidores que entiende que ahora es cuando más hay que apoyar para salir de esta espiral negativa. Los jugadores tienen que poner de su parte porque urge que los resultados cambien y ahora hay una salida comprometida a Miranda de Ebro, un campo difícil y ante un rival que lo da todo en el césped, si bien en casa ha perdido este año cuatro partidos con Alcorcón, Leganés, Girona y Almería y ha cedido un empate con el Éibar y ha ganado a Las Palmas, Amorebieta y Lugo. Tiene 18 puntos, uno más que la SD Huesca que está en el puesto 15 con 17.