sucesos 

Desarticulada en Huesca una trama de trata de seres humanos

Se han detenido a dos mujeres como supuestas autoras de esta trama que trasladaba a mujeres de cetroamérica a España de forma irregular

Registro realizado por parte de la Guardia Civil en el trabajo contra la trata de blancas
Registro realizado por parte de la Guardia Civil en el trabajo contra la trata de blancas

Agentes de la Guardia Civil en Huesca han realizado en el marco de la operación "Petricor" la detención de dos mujeres de 53 y 35 años y de nacionalidades española y nicaraguense como supuestas autoras de delitos de trata de seres humanos, contra la seguridad social y contra los derechos de los trabajadores.  Estos dos mujeres captaban a las víctimas con problemas económicos en Nicaragua, las trasladan hasta España de manera irregular donde se les obligaba a asumir una deuda de entre 5.000 y 6.000 euros. Estas mujeres estaban repartidas por más de 20 localidades del Alto Aragón.  Hasta el momento, las investigaciones han localizado a seis víctimas todas ellas de nacionalidad Nicaragüense.

Las investigaciones se centraron sobre una empresa radicada en Huesca capital, averiguando que además existía un fraude a la Seguridad Social debido a las actividades laborales en muchos de los casos ya que estas trabajadoras no se encontraban dadas de alta en el régimen específico.

Las mismas fueron puestas junto con las diligencias instruidas a disposición del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 5 de Huesca, que decreto la libertad provisional con cargos, con obligación de comparecer cuando fueran requeridas.

Registro realizado por parte de la Guardia Civil en el trabajo contra la trata de blancas

El modus operandi consistía en la captación de víctimas, siempre mujeres con graves problemas económicos en Nicaragua trasladándolas de manera irregular a España donde se las obligaba a asumir una elevada deuda por ello, entre 5.000 y 6.000 euros. También les realizaban préstamos con intereses de usura, sufriendo presiones para que realizaran los pagos. La organización se encargaba de procurarles trabajo como internas, casi siempre para el cuidado de ancianos en condiciones laborales muy desfavorables para las víctimas trabajadoras.

En el trabajo de investigación han participado la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Huesca, que han colaborado activamente en la investigación junto con el Equipo de Personas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Huesca.