REFUGIADOS

Diez familias de refugiados están en Huesca desde febrero

31 personas se acogen al programa de Protección Internacional que comenzaba en diciembre en Huesca

Cruz Roja
Responsables de Cruz Roja provincial presentaban el programa que busca lograr la autonomía de los refugiados



Un total de diez familias de diversas nacionalidades se encuentran en acogida en Huesca bajo el programa de protección internacional, abriendo un nuevo reto para la Cruz Roja provincial. En febrero comenzaban a llegar y desde entonces se ha establecido un protocolo que comienza por cubrir las necesidades básicas hasta la autonomía. La entidad pide ayuda a la población con viviendas y con más voluntarios.

Desde Venezuela, El Salvador, Georgia, Costa de Marfil y Argelia un total de diez familias con 31 personas están ya en Huesca . El proyecto cuenta con 21 plazas de acogida temporal repartidas en 4 viviendas ubicadas en diferentes barrios de la ciudad. Teresa Aso , responsable del proyecto, recuerda que el equipo de atención está formado por profesionales y voluntarios para llevar a cabo este proceso que puede durar entre 18 y 24 meses.
A finales del mes de febrero comenzaron a llegar los refugiados que en la actualidad se encuentran en proceso de adaptación La primera fase es la más complicada, ya que se tarta de cubrir las primeras necesidades como la salud o el denominado “duelo migratorio”. En los seis primeros meses se encuentran en una residencia temporal de adaptación. Una vez superada se llega a la segunda fase donde se necesitan viviendas para poder emanciparse y aquí es donde la entidad pide ayuda a la población.

La integración está siendo buena y, añaden, en el tema de los alquileres y ante la desconfianza de los propietarios, cuentan con el apoyo de las instituciones. . Los responsables de la Cruz Roja instan a la ciudadanía a que se olviden de los prejuicios hacia estas personas que, en el caso de las que se encuentran en la ciudad, son familias no desestructuradas, de profesionales que se han visto obligados a huir de sus países.
Desde el 2015 cuando el conflicto sirio obligó a miles de ciudadanos a salir de su país, instituciones como la Cruz Roja comenzaron a incluir en sus programas de ayudas, el de la acogida. Algo que ya se había hecho en el año 1999 con los albanokosovares y que ahora está cobrando grandes dimensiones, desde el 2015 se estima que hay más de 65 millones de personas desplazadas en el mundo.

Aquarius

Sifro González, coordinador provincial de la Cruz Roja, se refería también a la situación del "Aquarius" indicando que se va a poner a disposición los equipos de respuesta inmediata en emergencias, 70 personas que ay están en el puerto de Valencia, se ofrecerá ayuda básica,  atención sociosanitaria y la identificación para detectar posibles trata de  seres humanos.

Comentarios