jacetania

Acomseja: "Entendemos las nuevas medidas, pero debería haber ayudas al ocio nocturno"

El vocal de hostelería hace un balance satisfactorio del consumo “dada la que está cayendo”, pero señala al ocio nocturno como el gran perjudicado

terrazas turismo Jaca julio 2020
Todos los bares deberán cerrar el servicio a la 1 de la madrugada y no podrán reunir a más de 10 personas

La decisión del Gobierno de Aragón de implantar nuevas medidas restrictivas en todo el territorio aragonés afecta de una forma especial a municipios como Jaca, que permanecían en la fase de nueva normalidad. De esta forma, cuando se publique en el Boletín Oficial de Aragón, ciudadanos y establecimientos deberán respetar nuevas normas. Se restringe el ocio nocturno, se prohíbe el botellón y las peñas y la hostelería tendrá un cierre obligatorio a la 1 de la madrugada. Se mantiene el aforo en estos establecimientos pero se limita a 10 el número de personas que pueden reunirse tanto en lugares públicos como privados.

Estas medidas afectan de forma directa al sector de hostelería, uno de los motores económicos de la comarca. Pépe Pérez Chaparro, vocal del sector en la asociación de comercio y servicios de la Jacetania ( Acomseja) acepta la medida con resignación, en aras de una mayor contención del virus, pero reconoce que la medida les ha pillado “por sorpresa” y señala al sector del ocio nocturno como los grandes perjudicados. “Los bares de noche han hecho un gran esfuerzo para controlar aforos y medidas de prevención, muchos de ellos cuentan con espacios al aire libre, pero es verdad que les está costando mucho controlar a la gente”, reconoce. Ante esta situación “hay que aceptarlo, resignarse, y no dejar de luchar”, pero lanza una petición de ayudas excepcionales para el sector del ocio nocturno.

Para el resto del sector entiende que las nuevas medidas, como la reducción a 10 de los grupos, no debe suponer un problema grave. “Es un paso atrás, pero esperemos que dure sólo 15 o 20 días y que no suponga un gran cambio. La mayoría de los servicios no superan esta cifra, explica.

“La gente sigue viniendo y, con la que está cayendo, estamos contentos”
Respecto al balance de los que llevamos de verano quiere ser optimista y recuerda que no ha habido grandes brotes en la zona. “Se ve gente, estamos viviendo gracias a las segundas viviendas, pero es cierto que los visitantes quizás han disminuido el consumo fuera de casa”. No obstante, añade, “la gente viene, la afluencia es positiva, no como todos los años pero para lo que está cayendo la verdad es que estamos contentos.”

Comentarios