GANADERÍA

Adelpa propondrá un modelo de gestión integral de la ganadería en el Pirineo

Solicitarán información y explicaciones acerca de la reintroducción del osoa las administraciones responsables

Adelpa. Octubre 18
En la reunión del grupo de trabajo de Adelpa se habló de la problemática que supone a la ganadería la presencia del oso y el lobo

La reunión que celebraba, esta semana, el grupo de trabajo de Adelpa servía para abordar la problemática añadida para la ganadería en el Pirineo, que supone la presencia de lobo y oso, y que va a acelerar todavía más la desaparición de la ganadería en el Pirineo. Las conclusiones del grupo, constituido por responsables municipales y ganaderos del Pirineo, es que las medidas parciales como las articuladas hasta ahora por el Gobierno de Aragón (tales como vallados o perros mastín), son absolutamente inútiles en el caso de la ganadería de montaña y su manejo. En la reunión también se señaló que la presencia tanto de lobo como de oso es mucho más amplia de lo qwue se cree en el Pirineo.

Los presentes en el encuentro achacaron a la presencia de estos depredadores, las crecientes bajas detectadas en el ganado recogido de los puertos y zonas de montaña tras las últimas campañas de verano. Una forma de manejo de ganado exclusiva de las áreas de montaña, que es vital para el mantenimiento del paisaje y la biodiversidad en las misas, pero que está condenada a desaparecer, según el estudio encargado por Adelpa hace unos años.

En ese sentido, la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés considera que, tarde o temprano, habrá que poner en una balanza la contribución a la biodiversidad y al medio ambiente que supone la presencia de oso y lobo en el Pirineo, frente a la que supone el mantenimiento de la ganadería extensiva, y a partir de ahí, que la sociedad y los políticos tomen decisiones con plena conciencia de lo que suponen las mismas. Todo ello con una conclusión previa clara, que el paisaje y la biodiversidad que conocemos y que todavía perviven en el Pirineo de Aragón, es consecuencia del manejo tradicional de la ganadería en el Pirineo, y no de la acción del lobo y el oso, que llevan varias generaciones ausentes de estas montañas.

A partir de estas conclusiones, el grupo de trabajo va a elaborar un modelo de gestión integral de la ganadería en el Pirineo, que es lo único viable para afrontar la problemática desatada por la presencia de lobo y oso. Un modelo suponga una verdadera gestión territorial del Pirineo (que es lo que significa la ganadería tradicional en esta zona), y que además implica una auténtica lucha contra la despoblación, la defensa del medio ambiente y la biodiversidad en esta zona de montaña, independiente de la PAC, y que debe responder a la diferenciación de las zonas de montaña que se recoge en la normativa europea, la Constitución española, y diversas normas nacionales y autonómicas, pero que se está ignorando desde todas las Administraciones responsables, excepto cuando se trata de reconocer y potenciar la presencia en estas zonas, de especies como el lobo y el oso, en detrimento de la presencia y actividad humana tradicional en estas zonas, como es la ganadería de montaña.

El modelo será presentado para su debate en la próxima asamblea general de Adelpa, que tendrá lugar el 10 de noviembre, junto con la propuesta de exigir información y explicaciones acerca de la reintroducción del oso por parte de Administraciones ajenas a la Comunidad Autónoma de Aragón, de cómo contemplan los planes de reintroducción el hecho de que los osos no conozcan las fronteras administrativas, y por lo tanto terminen causando afecciones y gastos en un territorio que no ha participado ni en las decisiones ni en la financiación que han conllevado su reintroducción.

Comentarios