agricultura 

Agricultura convoca una línea de préstamos para los daños en frutales en Bajo Cinca y Litera

Reunión de Olona con el sector de la Fruta
Reunión de Olona con el sector de la Fruta

El departamento de agricultura del Gobierno de Aragón ha anunciado la convocatoria de ayudas con una línea de préstamos blandos para los daños ocasionados en las comarcas del Bajo Cinca y La Litera donde las heladas del pasado mes de marzo provocaron la pérdida de varias toneladas de fruta dulce.  Una ayuda que tanto los productores como las organizaciones agracias e instituciones locales habían pedido tanto a la DGA como a la subdelegación del Gobierno. 

Esta nueva línea nace con la intención de cubrir la totalidad de los costes financieros. Estas comarcas( Bajo Cinca y Litera) serán las primeras en beneficiarse de las mejoras que va a llevar a cabo la consejería en las ayudas de apoyo a los costes financieros para hacer frente a este tipo de situaciones adversas.

Este  6 de septiembre será cuando el BOA someta a información pública la ordende de modificación de la Orden DRS/150/2018 de fecha 30 de enero. El cambio permitirá que tengan la consideración de gastos subvencionables todos los costes financieros en que incurre el beneficiario en el momento de suscribir el préstamo (comisiones, costes de intereses y avales), remitiendo su regulación más específica a las propias ordenes de convocatoria que se establezcan.

El objetivo es mejorar la eficacia de las ayudas, en términos de apoyo a los costes financieros, destinadas a hacer frente a los daños ocasionados por fenómenos adversos en los que las explotaciones agrícolas y ganaderas deben afrontar situaciones de falta de liquidez. Esta línea de ayudas subvenciona créditos blandos de interés cero, un tipo de préstamo en el que el Gobierno de Aragón se hace cargo de los intereses, con la intención de apoyar a las explotaciones familiares y profesionales.

Se trata de un complemento al seguro agrario, herramienta que el Departamento de Agricultura considera imprescindible para el sector agrario, siendo la línea la más relevante en cuanto a aportación de fondos propios, con 8,3 millones de euros.