laboral

Algo más de 50.000 personas cobran menos de 14.000 euros al año en Aragón

CC.OO. asegura que, aunque el paro ha disminuido, la calidad del empleo también se ha deteriorado

Infografía sobre trabajo decente elaborada por CC.OO.
Infografía sobre trabajo decente elaborada por CC.OO.


El Día Internacional por el Trabajo Decente se celebró este domingo, una jornada que tras la entrada en escena de la crisis económica en 2008, ha recuperado su faceta más reivindicativa. CC.OO. asegura que el perfil del trabajador pobre es el de una mujer, joven, extranjera, con poca antigüedad en la empresa y del sector hostelero o agrario aragonés. 50.200 personas cobran menos de 14.000 euros en Aragón, el 13% del total de los trabajadores/as que lo hacen a jornada completa. De los 50.200 “trabajadores/as pobres”, 20.700 son hombres y 29.500 son mujeres. La secretaria de Acción Sindical, Sonia García, asegura que aquí se puede apreciar la brecha salarial por género que sufren las mujeres, ya que la pobreza continúa teniendo rostro de mujer.

Esta precariedad laboral afecta sobre todo a los jóvenes con una edad comprendida entre 16 y 30 años (15.700 personas, el 29,6% de los trabajadores que realizan su jornada a tiempo completo). García explica que, a la falta de oportunidades laborales que tiene este colectivo hay que sumar que si consiguen trabajo es con un salario bajísimo.

17.700 inmigrantes trabajan por menos de 14.000 euros al año, lo que supone el 27,4% del total de asalariados/as a jornada completa y los sectores productivos con mayor pobreza salarial son la hostelería (22,3% del total), agricultura (13,1%) y el comercio (10,9%). Dependiendo del tipo de contrato, afecta más a los que tienen una vinculación temporal con la empresa (20.400 personas, es decir el 19,1% de los contratos a jornada completa) y a los que menos antigüedad tienen (18.300 personas que llevan en su empresa menos de 11 meses, es decir el 37,7%).

CC.OO. asegura que esta situación es consecuencia de las políticas de recortes efectuadas durante los años de crisis y la implantación de la reforma laboral de 2012. Por su parte, Manuel Pina, secretario general de CC.OO. Aragón, afirma que, desde que se inició la recuperación económica, se ha visto que aunque el paro haya bajado, la calidad del empleo se ha deteriorado mucho más que antes de la aprobación de la reforma laboral y ha supuesto una profunda devaluación salarial.

El sindicato exigirá al Gobierno de Pedro Sánchez la derogación de los puntos más lesivos de la reforma laboral como son la ultraactividad de los convenios, la prevalencia del convenio de empresa frente al sectorial o el abuso de las subcontrataciones. También reclaman al ejecutivo un plan de choque para incentivar la contratación de calidad, fomentar la igualdad de género en todos los ámbitos y con especial hincapié en el laboral y mejorar el poder adquisitivo de los pensionistas, llegando a acuerdos consensuados dentro del Pacto de Toledo.

En el escenario de la negociación colectiva, desarrollar las premisas acordadas en el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), alcanzado en el mes de julio. En primer lugar, exigir a las patronales que cumplan con las subidas salariales estipuladas en el acuerdo.

Pina afirma que están viendo cómo algunas patronales cuestionan el establecimiento de un salario mínimo de 14.000 euros al año como se acordó en el AENC. Para CC.OO. la implantación de esta cláusula va a ser una prioridad, y asegura que podrá ser motivo de conflictividad en la negociación de los próximos convenios colectivos. CCOO pedirá al Gobierno y a la mayoría parlamentaria que modifique el acuerdo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) alcanzado en 2017, si la patronal no acepta desde ya la incorporación de los 14.000 euros anuales de salario mínimo de convenio.

Comentarios