economía 

Aragón se beneficiará en 2022 del incremento de las entregas a cuenta y del pago pendiente del IVA de 2017

Carlos Pérez Anadón y Andrés Leal en la reunión telemática del CPFF
Carlos Pérez Anadón y Andrés Leal en la reunión telemática del CPFF

El Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que se ha celebrado hoy de manera telemática, permite avanzar en las bases del Presupuesto de Aragón para 2022, orientado a la recuperación económica y social de la Comunidad. El aumento de las entregas a cuenta previsto por el Ministerio de Hacienda que, con un crecimiento del 6,3%, llegará a 112.213 millones de euros, la solución a un problema ya histórico, como el impago de un mes de IVA de 2017, y la solución planteada para que las liquidaciones negativas del sistema de financiación de las comunidades autónomas de 2020 tengan efectos neutros en las arcas aragonesas, facilita el camino para seguir trabajando en las líneas de reactivación económica que el Gobierno de Aragón ya ha puesto en marcha.

Carlos Pérez Anadón, concejero de economía habla de la importancia del IVA
CORTE PEREZ 1 IVA 28

Solución al problema del IVA de 2017

No menos importante ha sido la decisión el Ministerio de Hacienda de dar solución al impago de un mes de IVA del año 2017, tras el cambio del sistema de información de este impuesto que impulsó el ministro Cristóbal Montoro, cuando gobernaba el PP. La ministra Montero ha aseverado que se trata de un buen sistema de información, pero ha censurado los efectos perniciosos que ha tenido para las comunidades. De la misma manera, recordó su intento fallido de darle solución con los presupuestos de 2019, que no salieron adelante. Por eso ahora, y tras dos fallos judiciales en Galicia y Castilla León, que reconocen la deuda a favor de las comunidades, el Ministerio de Hacienda ha decidido incluir una partida de alrededor de 3.000 millones en los Presupuestos General del Estado para 2022 a fin de abonar la cantidad que se adeuda en cada autonomía, así como los intereses a que haya lugar.

Compensación de las liquidaciones negativas de 2020

De la misma manera, el CPFF ha resuelto el problema de las liquidaciones negativas de 2020, generadas por el mantenimiento de las entregas a cuenta calculadas para ese año pese a la caída del PIB que se produjo a partir de la explosión de la pandemia. La liquidación definitiva del sistema de financiación autonómico se hace con un decalaje de dos años, de manera que en 2022, con la revisión de las cuentas definitivas ya hechas, debe o bien pagar de más a las comunidades autónomas o reclamarles lo que ha transferido de más, como sería el caso para la mayoría de ellas.

El Ministerio de Hacienda ha decidido no fraccionar el pago de esta deuda y no cargarlo a las arcas autonómicas, de manera que incluirá en sus presupuestos una partida de 3.900 millones para que las comunidades compensen sus deudas y no las sumen a su cómputo particular.