economía 

Aragón y los agentes sociales cierran filas en torno a los Presupuestos de Aragón para 2022

Los consejeros de Economía, Planificación y Empleo y de Hacienda y Administración Pública del Gobierno de Aragón, Marta Gastón y Carlos Pérez Anadón, respectivamente, han mantenido este martes un encuentro con los responsables de CEOE, CEPYME, CC.OO Y UGT en Aragón para abordar las líneas generales de los Presupuestos de 2022 y profundizar en la confianza y el trabajo conjunto que se desarrolla para poder superar los efectos de la crisis sanitaria, económica y social que nos azota desde 2020.

Tras la aprobación del Techo de Gasto de 2022 por el Gobierno, en primera instancia, y por las Cortes de Aragón, después, el Gobierno de Aragón se ha centrado en la elaboración de las cuentas para el próximo ejercicio, que se aprobarán en los próximos días y que, al igual que las que han regido este año, están marcadas de manera directa por la pandemia.

Junto a los consejeros del Gobierno de Aragón, el director general de CEOE Aragón, Jesús Arnau, el presidente de CEPYME, Aurelio López de Hita, junto a los secretarios generales de UGT, Daniel Alastuey, y de CC.OO, Manuel Pina, han profundizado en las cifras que conforman el Techo de Gasto de 2022, que alcanza los 6.080 millones de euros, situándose como el segundo más elevado de Aragón.


Los fondos europeos, garantía de futuro

Una cifra que contempla además la llegada de los fondos Next Generation (React-EU y MRR), que deben permitir centrar el esfuerzo en la recuperación del tejido productivo y generar nuevas expectativas de futuro, sin pasar por alto ni la incertidumbre que afecta a la economía global, ni la retirada de algunos estímulos del Gobierno de España en las cuentas autonómicas.

La estrecha colaboración con los agentes sociales que se mantiene desde el inicio de la legislatura ha permitido aunar esfuerzos y encauzar de la manera más correcta las decisiones económicas de Aragón. Es decisión de ambas partes seguir sumando sinergias para aprovechar todas las oportunidades y actuar como un bloque que, desde las distintas responsabilidades de cada actor social, permita afrontar los necesarios cambios en el tejido productivo. El objetivo es colocar a Aragón en una buena coyuntura tanto desde el empleo, como de las oportunidades, conscientes que solo desde el acuerdo y el consenso se podrá trabajar en la atracción de empresas y de nuevos ciudadanos que se instalen en el territorio.

En este sentido, se ha destacado la eficacia del trabajo que se desarrolla en paralelo en la comunidad de Aragón, protegiendo la salud de los ciudadanos, reparando los daños económicos que trajo consigo la crisis y poniendo las bases para lograr una reactivación de la vida económica.