agricultura

ASAJA del Valle del Ebro denuncia el hundimiento del precio de la almendra

Se achaca a la competencia desleal de la almendra americana y piden a la UE que actúe

La crisis también ha frenado el consumo de almendras
Las almendras españolas tienen mucha mejor calidad que las americanas, pero se venden a mucho menor precio


La entrada masiva de almendra procedente de Estados Unidos es la principal consecuencia de la drástica caída de precios de la almendra que pone en serio riesgo de desaparición a las explotaciones más vulnerables, las situadas en secano y dedicadas al cultivo de variedades tradicionales. Desde Asaja del Valle del Ebro no entienden cómo la Unión Europea no articula mecanismos de defensa frente a esta situación, como son el establecimiento de aranceles, algo que ya ha hecho los Estados Unidos para determinados productos españoles, como son el vino y las aceitunas.

En estos momentos, ASAJA culpa a la especulación por parte de los operadores, que está ocasionando que el precio de venta de la almendra nacional sea inferior al de la almendra americana, cuando la calidad de la almendra española es muy superior a la de la almendra estadounidense.

De igual manera se debe encontrar mecanismos que permitan premiar la mayor calidad de la almendra española frente a la almendra importada, motivada por diversos factores como son el tipo de variedades cultivadas y las técnicas de cultivo, más respetuosas con el medio ambiente y con mayores restricciones en el uso de fitosanitarios.

La superficie dedicada al almendro en España se aproxima a las 450.000 has, de las cuales 96.000 se encuentran en el valle del Ebro (Aragón, Cataluña y La Rioja), juntando en estas superficies plantaciones de regadío altamente tecnificadas con una elevada inversión inicial y plantaciones de secano tradicionales, con elevados costes de producción y mucha incertidumbre en la producción. En cuanto a rendimientos, de las 95.579 ton de cosecha previstas para 2020, 23.697 corresponden al valle del Ebro.

Comentarios