litera

Binéfar aprueba sus tasas de 2021 con medidas covid-19

PSOE, Cs y VOX votaban a favor, mientras que PP y Podemos lo hacían en contra

Pleno en el Ayuntamiento de Binéfar
Pleno en el Ayuntamiento de Binéfar( foto de archivo)

Las licencias de apertura de establecimientos y la tasa por ocupación de la vía pública con mesas y sillas con fines lucrativos –terrazas de hostelería- se rebajan para 2021 en un 50 por ciento por las circunstancias excepcionales que están viviendo como consecuencia de la pandemia de covid-19. Así lo ha aprobado el pleno del Ayuntamiento de Binéfar, en la sesión extraordinaria celebrada este martes, con los votos a favor de PSOE, Ciudadanos y Vox y en contra de PP y Podemos.

El pleno también daba luz verde a algunas modificaciones de impuestos, tasas y precios públicos propuestas por el área de Hacienda, que dirige el alcalde, Alfonso Adán, como la posibilidad de obtener bonificaciones en el IBI por un periodo de cinco años -desde el periodo impositivo siguiente a aquel en que se haya presentado el certificado final de la instalación, atendiendo a ciertos criterios- en aquellos inmuebles donde se hayan instalado sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar. Para 2021 no se modificará el gravamen sobre el valor catastral como en años anteriores, ya que este se encuentra en la media de otros municipios similares a Binéfar.

Por otra parte, se modifican algunos artículos del impuesto de construcciones, instalaciones y obras (ICIO) para adaptarlos a una redacción más clara, como el que hace referencia a la bonificación a favor de las construcciones, instalaciones u obras que sean declaradas de especial interés o utilidad municipal por concurrir circunstancias de fomento del empleo que justifiquen tal declaración, determinando las bonificaciones en función del número de puestos de trabajo creados. Asimismo, se establece una bonificación del 95 por ciento para las obras e instalaciones que se realicen en los bienes inmuebles destinados a vivienda, cuya finalidad sea la rehabilitación energética para la obtención de una etiqueta de eficiencia energética de clase A. En obras e instalaciones que se realicen para la obtención de una etiqueta energética de clase B la bonificación será del 60%.

También se modifica la tasa de recogida de basuras en el apartado correspondiente a locales industriales, comerciales o de restauración con uno o más contenedores asignados; se crea una nueva cuota en la tasa por prestación de enseñanza en las escuelas deportivas que permite abonar el precio de los campus deportivos por semana y se establece una tasa covid por desinfección, por el aumento del coste de los productos para las instalaciones deportivas, por la que se aplicará 1 euro al año por usuario; se establece una tasa de 3 euros para la sala de estudio del Centro Joven; y en la ordenanza por mercado mensual de venta ambulante se modifican las tarifas reguladas en la ordenanza para el ejercicio de 2021, como medida excepcional y aplicándose exclusivamente para los puestos fijos. El resto de ordenanzas fiscales se mantienen igual que para el presente ejercicio.

Juan Carlos García, primer teniente de alcalde que presidía la sesión, explicaba que en la revisión de impuestos, tasas y precios públicos para el año que viene se han tenido en cuenta aquellos sectores más perjudicados por la crisis económica que va aparejada a la pandemia covid-19, como la hostelería y el comercio, mientras que ha defendido el mantenimiento del gravamen del IBI porque “este impuesto, tras las sucesivas bajadas desde 2012, está en nuestra localidad en la media de lo que aplican otros municipios similares a Binéfar y aún quedan dos años para ajustarlo, si se considera preciso”, ha añadido que, además, “se están ofertando líneas de ayudas o subvenciones por sectores”.

El edil de Ciudadanos, José Miguel Burillo, defendía la propuesta porque “se han congelado las tasas, aunque hay que seguir manteniendo el nivel de ingresos si se quieren seguir prestando los servicios”, ha indicado. Respecto al mantenimiento del gravamen del IBI, Burillo considera que tendrá su reflejo en las acciones del presupuesto municipal para 2021. El grupo Vox, aunque había apostado por una reducción delos tipos impositivos del IBI, según ha explicado su portavoz Beatriz Oliván, votaba a favor de la propuesta porque “la consideramos beneficiosa para los ciudadanos, aunque creemos que se queda corta”.

El voto en contra del PP lo explicaba su portavoz, Pilar Bernad, quien indicaba que no estaban de acuerdo con el mantenimiento del gravamen del IBI, porque “habrá más recaudación y este año no toca”, decía. Carlos Arroyos, edil de Podemos, también explicaba su voto negativo a la propuesta porque esperaba que “se reflejara una mayor rebaja de los impuestos y tasas, en concreto en el IBI”, de modo que apeló a corregir esta tendencia en los presupuestos municipales.


Comentarios