ECONOMÍA

Tradición e innovación se dan la mano en el 25 aniversario de Bodega Pirineos

Bodega Pirineos ha desarrollado 14 proyectos de I+D en los últimos años. Aspiran a “emocionar con la calidad y la diferenciación” de sus vinos

Visita a los viñedos de Bodega Pirineos.
Visita a los viñedos de Bodega Pirineos.

Bodega Pirineos celebra sus bodas de plata abrazando la tradición de ser una de las bodegas fundadoras de la Denominación de Origen Somontano y manteniendo su apuesta por la investigación, que les ha llevado a desarrollar 14 proyectos de I+D.

Cerca de 200 viticultores de 15 pueblos del Somontano conforman la cooperativa que suministra de 15 variedades de uva a Bodega Pirineos, que representa actualmente el 20% de la DO Somontano. Una amplia variabilidad que es también seña de identidad y permite a Pirineos elaborar vinos muy diferentes, desde Alquézar rosado, para un público “iniciático”, hasta Señorío de Lazán, emblema de calidad y tradición de la DO Somontano.

Silvia Arruego, gerente de Bodega Pirineos, quiso recordar que “el inicio de la cooperativa hizo posible la Denominación de Origen Somontano”, y afirmó que siguen aprendiendo añada tras añada. “El Somontano es un territorio que nos hace aprender y desaprender, y que cada año nos enseña cosas nuevas”, manifestó.

PIRINEOS 25 AÑOS 1

Para la gerente de Bodega Pirineos, el futuro pasa por la “innovación con el respeto a la tradición que tenemos”. Además, recordó que Bodega Pirineos no aspira a seguir ampliando la producción, sino a mejorar la calidad de sus vinos. “Tenemos una productividad de unos 3.000 o 4.000 kilos por hectárea, lo que está a años luz de otras bodegas, pero eso nos da una uva muy concentrada, con mucha expresión y de calidad excelente”, expresó Arruego.

Bodega Pirineos produce anualmente tres millones y medio de botellas, de las que el 50% son vinos blancos y rosados. Facturan 6,8 millones de euros, de los cuales el 30% proceden de la exportación a más de 20 países de Europa, América y Asia.

Silvia Arruego, gerente de Bodega Pirineos, en la visita a los viñedos por el 25 aniversario de la bodega.
Silvia Arruego, gerente de Bodega Pirineos, en la visita a los viñedos por el 25 aniversario de la bodega.

PIRINEOS 25 2

Según el enólogo de Bodega Pirineos, Jesús Astrain, uno de sus objetivos es “emocionar con la calidad y la diferenciación”, aprovechando la identidad de las variedades autóctonas. Por otro lado, destacaba la importancia de Bodega Pirineos como industria “a nivel sociocultural, ya que ha permitido mantener la población en el territorio y es un proyecto económico que no se puede deslocalizar”.

Por otro lado, Astrain destacaba que formar parte del grupo Barbadillo (que entró en el accionariado en 2007) “es una suerte” porque les ha permitido “internacionalizar nuestro producto y tener un gran respaldo a nivel nacional”.

PIRINEOS 25 3

Acto institucional en el Palacio de la Aljafería

Bodega Pirineos ha celebrado su 25 aniversario con una visita de la prensa local y especializada a sus viñedos y su bodega este martes, y el miércoles lo festejará con un acto institucional en el Palacio de la Aljafería en Zaragoza, en el que está prevista la asistencia de los consejeros de Vertebración, José Luis Soro, y de Desarrollo Rural, Joaquín Olona.

En este evento se entregarán asimismo los reconocimientos ‘Haciendo Pirineos’, que destacan la labor de personas e instituciones en pro de la vitivinicultura. En reconocimiento a la trayectoria y futuro de la viticultura, destacan la labor de Jesús Arasanz, “como un ejemplo en el día a día de la vitivinicultura tan característica de Somontanjo”.

En reconocimiento al desarrollo del territorio, se premia el trabajo de Mariano Altemir, alcalde de Alquézar, localidad que da el nombre al “rosado con más chispa de Somontano”. Por último, en reconocimiento a la contribución enológica, se destaca el trabajo de Jesús Astrain, enólogo de Somontano con más trayectoria y conocimiento de la zona con 30 vendimias.

Comentarios