ECONOMÍA

Bodega Pirineos presenta Alquézar Rosado 2018 y el nuevo Alquézar Blanco

Ambos vinos se han presentado de una forma muy original, con un grupo de corredores de la Ultra-Trail Guara Somontano y un parapentista

Corredores de la Ultra Trail han presentado Alquézar Rosado 2018.
Corredores de la Ultra Trail han presentado Alquézar Rosado 2018.

Bodega Pirineos, perteneciente al Grupo Barbadillo, ha presentado la nueva añada de uno de sus vinos con mayor éxito en Aragón: Alquézar Rosado 2018, conocido como ‘el rosado con más chispa’ de Somontano. Casi tres décadas lleva la bodega produciendo este vino suave y elegante con un sorprendente color rosa fresa que le ha hecho especial y muy reconocido en esta región. La sorpresa de esta temporada es Alquézar Blanco, un nuevo vino elaborado con la variedad de uva Gewürztraminer, procedente de los viñedos de Salas Altas, Salas Bajas y Barbastro.

Ambos vinos se han presentado en un original acto que ha tenido lugar en Bodega Pirineos, en Barbastro. Con motivo del X Aniversario de la Ultra-Trail Guara Somontano, un grupo de corredores, formado por Jairo Lanau (alpinista de Barbastro), Guille Fillat (corredor revelación de ultradistancia), Ana Zuñiga y Pau Jordán (corredores experimentados en ultradistancia), Susana Bagüeste y Dulcis Bagüeste (gran experiencia en Ultra Trails), han simulado la llegada a meta portando la nueva cosecha 2018 de Alquézar Rosado. Posteriormente, ha sorprendido la aparición del parapentista barbastrense, Marcos Delgado, del club Club de Vuelo Volataires, que ha aterrizado en la bodega con el nuevo Alquézar Blanco.

El rosado más fresco y exitoso

Alquézar Rosado es un rosé de un bello color “rosa fresa” elaborado con las variedades de uva Tempranillo y Cabernet Sauvignon. Uno de los vinos más jóvenes, frescos, frutales y fáciles de consumir con una ‘chispa’ que lo hace realmente especial entre su público. Según Jesús Astrain, enólogo de Bodega Pirineos “es una fiesta de color, aroma y sabor en una explosión de juventud y fruta. Es el rosado con más chispa del Somontano. Haciendo gala a su nombre, transmite toda la luz y la naturaleza y el frescor de la Sierra de Guara.”

Además añade que “en nariz es un vino intenso, aromático, muy frutal, que nos recuerda a aromas de cerezas, violetas, hierbabuena y gominolas. En boca es un vino muy suave, sabroso y elegante con un delicado dulzor que le aporta los azúcares naturales propios del vino, matizado por el carbónico que le da mayor frescura.”
Alquézar Rosado es la referencia indiscutible del rosado con más éxito en la D.O. Somontano.
Por último, es un vino ideal para acompañar platos tradicionales como arroces, pastas o fideuá, pizzas, verduras salteadas o el delicioso tomate rosa de Barbastro con ventresca de bonito.

Recuperando la tradición en Pirineos: Alquézar Blanco

Este vino joven es un blanco con un color amarillo muy pálido y brillante que ha sido elaborado con la variedad Gewürztraminer, donde los aromas de rosas y flores se funden con cítricos y jengibre.

Según Astrain con “Alquézar Blanco recuperamos una tradición en Bodega Pirineos de blancos con un poco de aguja, esta vez con la variedad Gewürztraminer que lo lleva a un perfil de una gran finura y elegancia, comparable a la de ciertos espumosos europeos, con un suave dulzor y una fruta deliciosa.”

En cuanto a su entrada en boca es elegante con un suave dulzor y una fresca sensación frutal muy persistente impulsada por una suave burbuja que lo hace muy apetecible. Ideal para aperitivos y mariscos, percebes e incluso quesos tipo parmesano o grana padano y pastas o pizzas.

Jesús Astraín y Silvia Arruego, Alquézar Rosado 2018
Jesús Astraín y Silvia Arruego, en la presentación de Alquézar Rosado 2018.
Comentarios