industria

Cambiar Monzón propone al pleno  que no prorrogue la autorización de la Planta de Biomasa

Desde la  formación su quiere que el ayuntamiento mande al INAGA un acuerdo para que no prorrogue la Autorización Ambiental Integrada

Biomasa
Montaje sobre la ubicación de la planta de Biomasa de Monzón de la Plataforma "No a la incineradora" / Industria

El Grupo municipal de Cambiar Monzón ha presentado una moción para su debate y votación en el próximo pleno municipal en la que insta al Ayuntamiento a solicitar al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental a que no prorrogue la autorización ambiental de la planta de biomasa, habida cuenta de la situación administrativa del proyecto “sin avance alguno, ni siquiera en las condiciones previas que se le imponían”.
Además, pide que el Ayuntamiento se comprometa a dejar sin efecto el interés público otorgado para la implantación del proyecto una vez quede sin efecto la autorización ambiental, con lo que prescribirían posibles indemnizaciones por expectativas de lucro empresarial que se pudieran solicitar.
Finalmente, solicita que el Ayuntamiento modifique el articulado correspondiente de la normativa del PGOU para evitar la implantación en suelo rústico de nuevas actividades industriales a una distancia no inferior de 1.500 metros del casco urbano de Monzón, Selgua y Conchel, con la excepción de aquellas actividades que cuenten con distancia regulada reglamentariamente por normativa superior.
Con ello, explicaba el portavoz de Cambiar Monzón, Miguel Aso, “queremos garantizar que en nuestras localidades haya un anillo ambiental y de ordenación territorial homogéneo que ayude a superar los conflictos y tensiones de la expansión de la ciudad, trasladando estas posibles industrias a los suelos previstos en el PGOU o, en su defecto, se alejen de manera suficiente de nuestras localidades”. Y concluye que se evitaría así condicionar la tranquilidad de los vecinos de ciertos barrios sobre los que se pida implantación de nuevos proyectos empresariales fuera de suelo industrial, se mejoraría la imagen de acceso a la ciudad, especialmente, en las salidas a Binéfar y a La Almunia, ámbitos donde se suelen pedir intereses públicos de implantación empresarial fuera de suelo industrial y se evitaría la aleatoriedad que supone políticamente permitir que unos proyectos puedan ir a suelos rurales más económicos y otros a suelos urbanizados o a futuras ampliaciones de nuestros polígonos industriales”.

Comentarios