comunicaciones

Cambiar Monzón recoge testimonios de usuarios afectados por la supresión del tercer tren con Zaragoza

En octubre de 2019 iniciaban las  jornadas  reivindicativas que ya suman 35

Estación de Monzón
"Inauguración" de las taquillas de la estación de Monzón por Cambiar / Sociedad(archivo)

Desde octubre de 2019, la Asamblea de Cambiar Monzón viene realizando jornadas reivindicativas sobre el tren, alcanzando las 35 este pasado domingo. Una reivindicación que comenzaba pidiendo la apertura de la taquilla, a la que luego se sumaba la recuperación de las tres frecuencias de trenes con Zaragoza y Lérida y la prorroga del contrato de la atención presencial.

En esta ocasión Cambiar para celebrar la cifra de 35 jornadas transcribía en las redes algunos testimonios de usuarios a los que les ha afectado directamente la supresión del tercer tren con Zaragoza y Lérida . Estos son algunas de las declaraciones “Trabajo en el juzgado de Monzón y quitar el tren me ha supuesto tener que afrontar gastos de alquiler para vivir cerca del trabajo”, cuenta Miguel Fornies, una de las muchas personas afectadas.

Otra de las consecuencias es el mayor uso de vehículo privado “con el consiguiente aumento del coste y riesgo de accidente”, tal y como explica Ramón Pascual que trabaja en Carburo del Cinca.
Laura Til, trabajadora de FRIBIN en Binéfar, tiene ahora que asumir los gastos y el esfuerzo que supone coger el coche cada día. “Llevo veintiún años viajando con el tren. Que no funcione el tren de las 15:45 me supone utilizar con frecuencia el coche con el consiguiente aumento de costes y mayor riesgo de accidente”, lamenta Laura.

Lo mismo le ocurre a Antonio Royo, trabajador en Salesianos de Monzón, que cada día debe cubrir 300 km con su coche. Una distancia que hace que su salario baje considerablemente.
Marta Velasco vive en Zaragoza y trabaja en el Centro de Salud de Monzón como Pediatra de Atención Primaria. Antes salía de Zaragoza a las 6.10 horas y cogía el tren de vuelta a casa a las 15.55 horas en Monzón. “Ahora me traslado diariamente en vehículo particular para no tener que prolongar innecesariamente mi jornada laboral hasta las 18:30h que sale el tren de vuelta. Eso supone un riesgo de accidente y un cansancio añadido a nivel personal; así como una usuaria menos de bono mensual para Renfe”, señala la médica.”

Cambiar Monzón recuerda que la reclamación de un tercer tren se basa también en la necesidad de tener un planeta más sostenible y en la necesidad de vertebrar nuestro territorio. Es una reivindicación, no solo para la ciudadanía de Monzón, sino para toda la población del Cinca Medio, Somontano y La Litera. Monzón es la estación de tren de la parte oriental y por lo tanto vertebra la parte oriental del Alto Aragón.