economía

CC.OO. advierte al Gobierno de un otoño caliente en Correos

El sindicato pide que se abra el diálogo y se hagan propuestas para desactivar el conflicto

oficina de correos Huesca
Los trabajadores de Correos en Huesca han protagonizado numerosas movilizaciones


CC.OO., sindicato mayoritario en Correos, ha reiterado el mantenimiento del calendario de movilizaciones unitarias previsto para este otoño, con concentraciones, y tres huelgas generales entre noviembre y diciembre, con el riesgo de que puedan prolongarse en 2019, año de elecciones, si no se abre o se enquista la negociación. El Secretario General de CC.OO.-Correos, Regino Martín Blanco asegura que no van a consentir que se siga “mirando al tendido”, mientras se instala a Correos en una deriva postal de déficit en sus cuentas, se le recorta la financiación pública, se suprimen y precarizan miles de empleos, y la ciudadanía sufre los recortes en el servicio público postal.

Según el sindicato, Correos lleva cuatro años consecutivos de déficit por la falta de medidas desde el ámbito político que lo están condenando a un callejón sin salida, al suprimir en 180 millones de euros las partidas públicas destinadas a la prestación del servicio postal público, al cerrarle el futuro a la diversificación en un mercado creciente como es la paquetería y el e-commerce, actualmente en manos del sector privado, con una ciudadanía que cada vez escribe menos y demanda más paquetería. Martín señala que no impulsar medidas estratégicas en este mercado, sería condenar al Correo Público a ser una 'empresita' sólo de cartas con la consiguiente inviabilidad y pérdida de miles de empleos.

A la extrema debilidad del operador postal público se une la desregulación de las condiciones laborales, la brutal pérdida de empleo fijo y la sustitución de éste por puestos precarios, hasta llegar al actual 22% de jornadas parciales y 35% de eventualidad. Una falta de plantilla que impide la prestación del servicio postal público en muchos municipios, con retrasos en la entrega y el aumento insostenible de las cargas de trabajo.

Por todo ello, CCOO se ha dirigido el Gobierno para que abra sin más demoras el diálogo postal cerrado hace años y ponga en la mesa propuestas orientadas a reforzar el servicio postal público que vertebra política y socialmente el territorio, con la puesta en marcha del Plan de Prestación Universal, con financiación estable y suficiente a futuro del Servicio Postal Universal -230 millones de euros-, la creación de un Plan de Empresa que le permita su expansión en el mercado de la paquetería y alcanzar una nueva regulación laboral para reconquistar salario, empleo y derechos después de años de paralización y bloqueo.

Comentarios