economía

CEOE Aragón reclama mayor agilidad y eficacia en los trámites administrativos

Creen que la Administración no puede escudarse en la pandemia para justificar problemas de gestión 

Momento de la reunión telemática del Comité Ejecutivo de CEOE Aragón
Momento de la reunión telemática del Comité Ejecutivo de CEOE Aragón


El Comité Ejecutivo de CEOE Aragón, reunido este jueves, se hacía eco de las reiteradas quejas que le transmiten empresas por el volumen, lentitud y disparidad de criterios que sufren en las tramitaciones necesarias para su actividad. Este problema, crónico en las administraciones y reiteradamente criticado desde el tejido empresarial, se ha agravado con la pandemia y la suma de retrasos que añaden los criterios de muy escasa atención al público y trabajo a distancia que mantienen las administraciones desde el mes de marzo. Los empresarios dicen que se trata de una situación que contrasta claramente con la realidad del ámbito privado empresarial y laboral, y con las necesidades de agilización y eficacia que requiere mantener la actividad productiva y respaldar proyectos de inversión que hoy menos que nunca se pueden retrasar o perder.

CEOE Aragón tiene la mirada puesta en la aprobación autonómica de un decreto de simplificación de trabas administrativas, anunciado por el Gobierno regional y que confía en que recoja algunas de las reivindicaciones prioritarias que ya en mayo transmitió la Confederación tras un informe de su Comisión de Medio Ambiente: la declaración responsable, el silencio administrativo positivo y la colaboración de la administración con colegios profesionales para la agilización de algunos procedimientos.

No obstante, considera urgente repensar algunos planteamientos de las administraciones y no excusar con la pandemia nuevos retrasos y paralizaciones, que llevan al límite la resistencia de muchas empresas y se suman actualmente a las ya innumerables incertidumbres y problemas a los que los negocios tienen que hacer frente en estos momentos.

A la vorágine de trámites administrativos de todo tipo exigidos a negocios tanto nuevos como ya existentes, se une la disparidad de criterios entre las distintas administraciones, organismos o responsables; los cuellos de botella en algunos organismos autonómicos, municipales y estatal. Ahora, además, se suma la limitación de citas presenciales en las administraciones y el teletrabajo sin un sistema adecuado de trabajo ni medios, como sí se les exige a las empresas.

CEOE Aragón reclama, por tanto, la urgente revisión de estos aspectos y la agilización en todo lo posible tanto de la normativa para acelerar estas tramitaciones como de las gestiones administrativas en sí mismas. De estos procedimientos depende la actividad de las empresas y de estas más del 80% del empleo tanto en Aragón como en la Comunidad Autónoma.

Comentarios