economía 

Cepyme Aragón pide que no se culpe a la actividad económica de los rebrotes

Además, proponen que se instaure el toque de queda coincidiendo con el horario de cierre de la hostelería

Aurelio López de Hita
Aurelio López de Hita es el presidente de CEPYME Aragón


Tras el anuncio por parte del Gobierno de Aragón del decreto ley en el que se regula la alerta sanitaria para el control de la pandemia provocada por la covid-19, Cepyme Aragón quiere mostrar su preocupación y descontento por la demonización, de nuevo, que se ha vuelto a realizar sobre determinados sectores. Cepyme Aragón respeta las medidas presentadas, pues aseguran que la salud siempre ha sido y será lo primero, pero consideran que no se puede culpabilizar a la actividad económica de las cifras de contagios sino a la falta de distanciamiento social, ya que los datos están demostrando que el origen de los rebrotes se localiza en el ámbito privado.

En los negocios afectados como comercios, bares, restaurantes, artesanos, cines o teatros, se ha respetado y cumplido todas las normas de seguridad desde el primer momento, de hecho, se puede afirmar que las empresas son los lugares más seguros actualmente. Recuerdan que el problema se encuentra en los contactos y reuniones sociales, así como en actividades de ocio ilegal, cuestiones contra las que la organización empresarial pide combatir más duramente y no estigmatizar a la actividad económica.

Asimismo, CEPYME Aragón llama a la reflexión sobre la posibilidad de instaurar el toque de queda como en algunos países europeos, haciendo coincidir con el horario de cierre obligatorio de la hostelería pues, insiste, los rebrotes están apareciendo ante la falta de distanciamiento social y no como consecuencia de ninguna actividad económica.