medio ambiente

CHA pide que prime la salud de los ciudadanos por encima de la autorización de la planta de Biomasa

Consideran inviable el proyecto a 600 metros del casco antiguo

Beatriz  Gual
Beatriz Gual, portavoz de CHA / Monzón

Tras la publicación en el BOA de la concesión administrativa concedida para llevar adelante el proyecto de incineradora, desde CHA-Monzón siguen pidiendo al ayuntamiento que prime el principio de precaución y la salud.

Beatriz Gual, coordinadora de CHA-Monzón, considera que “la ubicación del proyecto de incineradora, en Partida Campián, a 600 metros tan sólo del casco urbano, la hace inviable por los riesgos que puede acarrear para la salud de los montisoneneses, cuando contamos en el municipio con polígonos industriales que están atrayendo empresas no contaminantes que crean empleo de calidad”.

“Y es que con el proyecto de la incineradora tendremos el impacto de la emisión de partículas nocivas fruto de la quema de 1.2000.000 kilos diarios de madera, hasta la evaluación de impacto ambiental presentada por el promotor reconocía que la afección sobre la calidad del aire por las emisiones de 60,8 toneladas de partículas, sería severa, a lo que hay que sumar el tránsito por el casco urbano de Monzón de 20.000 camiones al año para aprovisionar de biomasa a la incineradora”, explica Gual.