economía

Continúa el desplome en las matriculaciones de vehículos, el peor dato de la historia reciente

Las ventas, tan solo 7 vehículos en abril, corresponderían a compromisos previos de los concesionarios

Vehículos de empresa en un concesionario
Vehículos de empresa en un concesionario


Como era de esperar, las matriculaciones de vehículos el pasado mes de abril se desplomaron hasta cifras prácticamente inexistentes. En total se vendieron en la provincia de Huesca, 7 vehículos, frente a los 322 del pasado año, lo que supone una caída del 97,83%. En el acumulado de 2020, de enero a abril, se han matriculado 724 vehículos, frente a los 1.342 del año pasado en este mismo periodo, un -46,05%.

De los 7 vehículos matriculados, 4 eran para particulares (207 menos que en abril de 2019, un -98,10%) y 3 para empresa (106 menos que hace un año, un -97,25%). Dos vehículos eran de gasolina y los 5 restantes, diesel.

Y con respecto a los cuatro primeros meses del año, se habían vendido 432 vehículos para particulares (441 menos que de enero a abril de 2019, -50,52%) y 284 vehículos para empresa (161 menos, un -37,03%).

Según responsables del sector del automóvil, el mes de abril se ha saldado con la peor cifra de matriculaciones de los últimos 20 años. Nunca en la historia reciente de las ventas de vehículos en el país se había registrado una cifra tan baja de venta de turismos. Los concesionarios han cerrado durante todo el mes de abril y las escasas matriculaciones registradas responden a compromisos previos que se han hecho efectivos en las últimas semanas.

La apertura en los próximos días de los concesionarios, con cita previa y los más estrictos protocolos sanitarios y de seguridad para clientes y trabajadores, permitirá registrar más entregas en mayo, si bien las ventas no comenzarán a recuperarse hasta después del verano y siempre con cifras inferiores a las registradas en 2019.

Raúl Morales, director de comunicación de Faconauto, indica que "No por esperada es menos preocupante la mayor caída del mercado de la historia. La apertura de los concesionarios el día 11 de mayo reactivará de nuevo el sector, pero esperamos una evolución muy lenta de las matriculaciones, que no podemos permitirnos, porque sabemos del impacto que unas ventas de coches bajas tienen sobre la economía, el empleo o la confianza del consumidor. Tenemos que reactivar la demanda desde este arranque, y el sector pondrá de su parte, pero esta situación excepcional requiere de un impulso desde las Administraciones con medidas ágiles y de fácil aplicación que tendrían efectos visibles y que paliarían esta tendencia. Es la compra de vehículos que hacen las familias y las empresas las que impulsan el resto del sector, y eso es lo que debemos salvaguardar. De lo contrario, veremos cómo las matriculaciones se acercan a las 700.000 unidades este año, que podría ser también el peor de los últimos veinte años si no tomamos medidas ya".

Comentarios