energía

Ecologistas en Acción reitera su oposición a la implantación de la planta de Biomasa en Monzón

La Asociación recuerda que no es una empresa de las consideradas limpias  y que hay tres recursos todavía en el juzgado

Biomasa
Montaje de la Plataforma "No a la incineradora de Monzón" / Industria

Tras las recientes declaraciones realizadas por el concejal de Desarrollo del Ayuntamiento de Monzón, Javier Vilarrubí, de apoyo a la implantación de una Central Térmica por incineración de biomasa, Ecologistas en Acción explica, en nota de prensa, que el proyecto no interesa a la ciudad por múltiples razones como la salud.

En este sentido, explica que la incineradora proyectada quemaría 1.200.000 kilos de virutas de serrín cada día, generando más de 250.000 m3 de humos cada hora durante 8.000 horas al año a 600 metros de las viviendas, lo que supone toneladas de contaminantes liberados al aire como material particulado, óxidos de nitrógeno y azufre, compuestos orgánicos volátiles, benzopirenos y cientos de sustancias cancerígenas.

Además, añaden que la implantación de una industria sucia, como la incineradora, impediría la instalación de otro tipo de industrias limpias, que requieren mejor calidad del aire (de transformación agrícola, farmacéuticas, alimentación, componentes electrónicos, etc.).

De construirse, la planta, consideran que se devaluarían las posibilidades de la ciudad de Monzón en cuanto a sostenibilidad y calidad de vida. Muchas personas no se vendrían a vivir a una población, que como carta de presentación, tiene una chimenea de 60 m. emitiendo humos 8.000 horas al año.

Ecologista recuerda que con respecto a los procesos judiciales, siguen existiendo tres procedimientos abiertos (recurso contencioso sobre la revisión de oficio de la Autorización Ambiental, el recurso de la primera Declaración de Impacto Ambiental y un recurso contencioso administrativo contra la resolución de prórroga de la Autorización Ambiental) y en breve Ecologistas en Acción va a interponer un nuevo contencioso administrativo contra la resolución que otorga la autorización administrativa a la planta.

Con respecto a una futura subasta, que en la última Forestalia no conseguía ningún MW para biomasa y que ahora se pretende convertir las antiguas centrales térmicas de carbón en plantas de este combustible.

Por todo ello, Ecologistas en Acción, concluye, quiere dejar clara una vez más su posición de apoyo a la implantación en Monzón de aquellas empresas que no supongan un deterioro para la salud de la ciudadanía ni el medio ambiente y por contra seguirá vigilante y en oposición a proyectos que ataquen la salud y el patrimonio natural como es el caso de la Incineradora de biomasa.