litera

El Ayuntamiento de Binéfar pujará por hacerse con el silo del Fega

Ofertará 195.000€

Silo
Silo Binéfar / Economía

El pleno del Ayuntamiento de Binéfar aprobaba en su sesión ordinaria celebrada este jueves , habilitar un crédito extraordinario de 195.000 euros, destinado a adquirir el silo del Fondo Español de Garantía Agraria(Fega), ubicado en la calle Zaragoza de la localidad y que actualmente se utiliza como depósito municipal de vehículos y como almacén de material municipal. La instalación, una vez adquirida, se destinaría a equipamiento público.

La corporación considera de interés municipal la adquisición de esta finca por adjudicación directa, puesto que la última subasta pública del inmueble celebrada el pasado 15 de abril quedó desierta, El precio de licitación quedó fijado en 184.815,30 euros, al que habría que añadir los gastos jurídicos necesarios derivados de la adquisición de la finca, por lo que el importe total estimado de la operación se fija en 195.000 euros, cuantía del crédito extraordinario aprobado y que va a cargo del remanente de tesorería para gastos generales. El acuerdo ha tenido el respaldo de todos los grupos políticos a excepción de Vox que se ha abstenido.

El silo, propiedad del Fega (, dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, está ubicado en un finca urbana de 3.783 metros cuadrados, sobre la que se halla un silo –con capacidad para 4.700 toneladas-, una nave anexa de 644 metros cuadrados, una oficina para báscula de vehículos, así como edificio para aseos y para transformador. Una vez adquirida la finca, se podría continuar con los usos públicos municipales a los que actualmente se encuentra destinada o incorporar otros para equipamiento municipal.

El Fega, desde 2016, viene licitando en pública subasta este silo, quedando desiertas todas las convocatorias llevadas a cabo. Ese mismo año, el Fega ofreció al Ayuntamiento de Binéfar la venta directa del silo por 484.182 euros y repitió la oferta en 2018 (577.692 euros) y en 2020 (300.940,85 euros, ofrecimientos que fueron declinados.

El pleno abordaba otros asuntos entre los que ha salido adelante, con los votos favorables de PSOE, PP, Ciudadanos y Vox y la abstención de Cambiar Binéfar y Podemos, una moción presentada por Vox de defensa de los derechos de los ganaderos en la que se declara que la normativa aprobada vulnera de forma grave los derechos de los ganaderos de Aragón, colocándolos en una situación de especial desprotección e indefensión, así como que la corporación declare al sector ganadero como sector estratégico en la provincia y, en especial, en el municipio, además de instar al Gobierno de Aragón a que adopte las medidas necesarias y oportunas para la defensa legítima de este sector y acoja las necesidades actuales que este colectivo demanda.

Por otro lado, eran desestimadas otra moción de Vox, para la creación de una comisión especial para la vigilancia de la contratación pública, y una de Podemos-Equo Binéfar sobre creación de un parque público de vivienda de alquiler en Binéfar, en este caso con los votos en contra de PSOE y Ciudadanos, la abstención de Vox y el apoyo de PP, Cambiar Binéfar y Podemos. En la explicación de voto, el portavoz de Ciudadanos y concejal de Obras y Urbanismo, José Miguel Burillo, señalaba que el Ayuntamiento de Binéfar está gestionando con el Gobierno de Aragón un plan de rehabilitación para toda la localidad –que podría llegar a 700 inmuebles-, que esperan pueda aplicarse a lo largo de 2022, mismo argumento que ha expuesto el portavoz socialista, Juan Carlos García. El PP votaba a favor, según la portavoz Pilar Bernad, porque considera que hay un problema de vivienda en la localidad y esta moción aportaba “alguna solución”. Carlos Arroyos, que ha presentado la moción, en su defensa ha dicho que era una “proposición abierta y complementaria” al plan previsto. Por su parte, Elsa Morillo, de Cambiar Binéfar, coincidía en que hay falta de oferta y considera que el problema hay que abordarlo “desde una perspectiva municipalista”. Beatriz Oliván, de Vox, se abstenía por considerar la inversión demasiado grande para el municipio.