INFRAESTRUCTURAS

El cañón de Añisclo vuelve a ser visitable con vehículos de empresas turísticas

Dos empresas de turismo activo y otras dos de taxis realizarán el servicio hasta el kilómetro 10, antes del primer túnel, durante los meses de verano

Cañón de Añisclo
Cañón de Añisclo.

El Gobierno de Aragón ha otorgado el permiso final a dos empresas de turismo de aventuras y otras dos de taxis del municipio de Puértolas para poder realizar el recorrido del cañón de Añisclo hasta el kilómetro 10, antes del primer túnel, donde empiezan las obras de consolidación de la ladera.

Así lo confirmaba el alcalde de Puértolas, José Manuel Bielsa, que celebraba la “celeridad” con que en este caso han actuado las instituciones, con el departamento de Vertebración del Territorio y Desarrollo Rural al frente. “Para nosotros era clave poder ofrecer este servicio cuanto antes, ya que es el segundo verano que tenemos el túnel de Añisclo cerrado, cuando es el sector más visitado del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido con casi 200.000 visitantes al año y es muy importante para la economía del valle”, expresaba.

AÑISCLO VISITA 1

Según explicaba el alcalde, se realizarán ‘convoyes’ de cinco furgonetas de nueve plazas, y la previsión es que la visita guiada dure unas dos horas y media, con paradas en distintos puntos de interés del cañón. La tarifa por realizar el recorrido es de unos 18 euros para adultos y 12 para niños.

AÑISCLO VISITA 2

El alcalde agradecía también la implicación a las empresas de la zona "porque han entendido lo importante que son estas visitas para el territorio y ofrecen sus servicios a un precio asequible".

El objetivo es dar un servicio alternativo a los turistas que no pueden hacer el espectacular recorrido por el cañón en coche privado debido a las obras de consolidación de la ladera, que impiden el paso normal de vehículos desde abril de 2017. La iniciativa, que es una solución transitoria, seguirá en marcha durante los meses de verano.

La prioridad del Gobierno de Aragón y de todos los agentes del territorio es que las complicadas obras de consolidación de la ladera en el túnel de Añisclo concluyan de manera satisfactoria en los próximos seis meses. Eso sí, cabe recordar que se trata de trabajos altamente limitados por las incidencias meteorológicas, ya que no se pueden desarrollar ni con lluvias ni con frío.

Comentarios