brexit

El consejero de Industria asegura a los empresarios que ayudarán a paliar el efecto del Brexit en Aragón

A tan solo 22 días de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, la Comunidad no tiene un plan de contingencia 

Arturo Aliaga, en su reunión con Ricardo Mur, Manuel Teruel y Aurelio López de Hita
Arturo Aliaga, en su reunión con Ricardo Mur, Manuel Teruel y Aurelio López de Hita


La fecha prevista para que el Reino Unido salga de la Unión Europea es el próximo 31 de octubre y ésta se podría dar con o sin acuerdo y, con ello, las posibles afecciones a las empresas aragonesas. Por ello, desde el departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial se quería convocar este miércoles a organizaciones empresariales de la comunidad como al Consejo de Cámaras Aragonesas, CEOE y CEPYME e informarles sobre el trabajo que se está haciendo desde el Gobierno de España para "paliar los efectos del Brexit".

El vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga,señalaba la importancia de este tipo de reuniones “para estar coordinados” y “compartir las medidas que está arbitrando el gobierno central para mitigar los efectos de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Aseguraba que, si surgen problemas concretos que competen al Estado, prestarán su apoyo, aunque recordaba que ya se publicó un Real Decreto-ley el pasado mes de marzo por el que se adoptan medidas de contingencia ante el Brexit.

Aliaga también destacaba la capacidad de las empresas aragonesas y los elementos en su economía y que trabajarán con los recursos e inversiones previstos para que el impacto sea el menor posible. “Las comunidades autónomas trabajaremos con el gobierno central para salir al exterior y, si surgen problemas concretos, prestaremos nuestro apoyo”, aseguraba el vicepresidente que considera que tiene que hacer de “correa de transmisión para que las organizaciones empresariales tengan toda la información”.

En representación del Consejo de Cámaras Aragonesas particpaba su presidente, Manuel Teruel, que quería rebajar el alarmismo. Considera que estamos en una “fase de análisis de la información” para manejar la información existente y que afecte a cualquier sector y que, de ahí, “se pueda mover a Madrid y a la Unión Europea”. “Todavía no sabemos si el Brexit será blando o duro y cada empresa tiene que saber cómo le va a afectar”, señalaba Manuel Teruel. También destacaba que las empresas “son una máquina de resolver problemas y plantear soluciones” y que “el Reino Unido también tiene que seguir comiendo, bebiendo y respirando y tiene que dar una salida para que haya estabilidad”.

Por parte de CEOE Aragón hablaba su presidente, Ricardo Mur, que coincide en la idoneidad de la reunión y en que estamos en “una fase de información”. Aseguraba que la economía británica tiene un problema al separarse de la economía global de la Unión Europea, pero que esto “abre oportunidades a empresas aragonesas en otros mercados”. “Estamos expectantes para tratar de minimizar las afecciones negativas e intentar potenciar las positivas”, resaltaba Mur, que aseguraba tener “total confianza en el mercado aragonés” ydestacaba sus fortalezas.

Por último, también participaba el presidente de CEPYME Aragón, Aurelio López de Hita, que considera que “cuando hay un problema de este tipo repercute en todo el tejido empresarial”. “Intentamos hacer acopio de información, dialogar, prever e informar a las empresas parta solicitar medidas adecuadas para paliar un problema más de los que tiene el sector”, señalaba López de Hita. Sobre las pequeñas y medianas empresas aragonesas destacaba que “siempre son la parte más débil ante cualquier situación, pero son más rápidas a la hora de adaptarse.

Comentarios