agricultura

El Departamento de Agricultura convoca 8,3 millones de euros en la línea de apoyo a los seguros agrarios

Los seguros agrarios una herramienta esencial para el sector agrario
Los seguros agrarios una herramienta esencial para el sector agrario


El BOA de este 1 de octubre, publica la convocatoria de subvenciones al coste de contratación de los seguros agrarios para el ejercicio 2021. En total se convocan 8,3 millones de euros de fondos propios del Gobierno de Aragón que se suman al montante de subvención que aporta el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación a través de la empresa Estatal de Seguros Agrarios (ENESA), que asciende a los 23,2 millones.

De esta forma, el apoyo público a la contratación de seguros agrarios asciende en su conjunto a 31,5 millones de euros, con una intensidad media de apoyo del 40 % y que, en el caso de jóvenes agricultores en sus primeros cinco años desde su instalación, se eleva al 65 % que es el máximo permitido por la Unión Europea.

TELEGRAM

La nueva convocatoria mejora el apoyo por parte del Gobierno de Aragón a las explotaciones prioritarias, las de mayor profesionalidad, a los cultivos frutales y herbáceos y también de una forma especial, a ganadería de lidia y a la extensiva de vacuno y ovino. En este último caso de forma coordinada con las diferentes acciones previstas en la orden AGM/652/2021, de 26 de mayo, por la que se convocan subvenciones para la adaptación de la ganadería extensiva a los retos ambientales y a los desafíos socioterritoriales para el año 2021. Estos seguros incluyen como cobertura básica la muerte o sacrificio necesario del animal como consecuencia de accidentes de cualquier tipo, incluido el ataque de animales salvajes o perros asilvestrados, coberturas a las que los ganaderos pueden añadir garantías adicionales para otros riesgos, como el sacrificio obligatorio por saneamiento ganadero en algunas enfermedades, o incluso la privación de acceso a pastos por inmovilización de la explotación por brucelosis

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente considera a los seguros agrarios una herramienta esencial para el sector agrario, siendo la línea la más relevante en cuanto a aportación de fondos propios de la Comunidad Autónoma en todo el ámbito agrario.

El coste total de contratación de las diferentes pólizas de seguros agrarios en Aragón ha ascendido en esta campaña a 76 millones de euros. Como líneas de aseguramiento de mayor impacto económico, destacar especialmente las producciones de frutales, cultivos herbáceos extensivos y la retirada y destrucción de cadáveres animales que absorben respectivamente el 37%, el 12% y el 30% de la subvención asignada.

El capital asegurado por el valor de las producciones en 2020, ascendió a 1.276 millones de euros (984 en la parte de cultivos y 291 en ganadería) que corresponden a 888.800 hectáreas y más de 50 millones de animales. Estos datos indican que, en el caso de las producciones agrícolas cuyo valor de la Producción Final de acuerdo a las Macromagnitudes Agrarias asciende a 1.347,5 millones de euros, se encuentra asegurada el 73% del valor de la producción, cuestión muy relevante y que evidencia la profesionalidad del sector al asumir el coste del seguro agrario como un insumo más de la producción.

La agricultura aragonesa se ve sometida al riesgo de eventos climáticos varios que se producen año tras año afectando en mayor o menor medida a zonas diferentes de nuestra geografía. En concreto, en el pasado año 2020 los siniestros acumulados a afectaron a más de 109.000 hectáreas, distribuidas en todas las comarcas aragonesas, siendo los más relevantes los de pedrisco (con unas 78.000 hectáreas afectadas), fauna cinegética (con daños en 9.060 hectáreas) o daños por vientos (que afectaron a 4.300 ha).

Los cultivos con mayores daños fueron los herbáceos extensivos con 88.000 ha afectadas, los frutales con 7.800 y la cereza con 3.500. Los pagos recibidos por los agricultores y ganaderos en concepto de indemnización fueron 55,8 millones de euros. De ellos, 11,5 corresponden a la línea de retirada y destrucción de cadáveres, 22 millones a frutales, 8 a herbáceos extensivos y 7,8 a cereza.