política

El PAR de Barbastro denuncia la “nula voluntad” del gobierno para impulsar una rebaja de impuestos

Betorz afirma que “el gobierno pretende dejarlo todo igual, pese a que las arcas municipales están saneadas y es el momento de apoyar a las familias"

Javier Betorz, concejal del PAR en el Ayuntamiento de Barbastro
Javier Betorz, concejal del PAR en el Ayuntamiento de Barbastro

Javier Betorz, portavoz del Partido Aragonés en el Ayuntamiento de Barbastro, ha expresado su crítica “ante la actitud pasiva y falta de iniciativa política” del gobierno local respecto a los impuestos municipales con una “lamentable y nula voluntad” para negociar e impulsar la rebaja de la presión fiscal sobre familias y empresas que había propuesto el PAR.

Betorz ha explicado que este lunes, el orden del día de Comisión de Hacienda incorporaba únicamente la actualización de la tasa por abastecimiento de agua, como única variación de las ordenanzas fiscales para 2019 a propuesta del grupo de gobierno, “a pesar de que previamente a la convocatoria de la comisión, había sido registrado el documento del PAR con el planteamiento de diferentes reducciones de impuestos, bonificaciones para favorecer a sectores y colectivos e impulsar la actividad”.

“Ni siquiera lo habían contemplado y ha sido preciso que desde el PAR exigiéramos que fuera debatido y ha sido precisa una votación para incorporarlo a la sesión. Después, los técnicos han planteado la conveniencia de trasladar esas propuestas a un estudio cuantificado de sus efectos en las cuentas del ayuntamiento, por lo que ha sido necesario posponer su dictamen, mientras el grupo de gobierno ni siquiera lo había estudiado, ni ha formulado una posible negociación, nada”, subrayaba Betorz. Y lamentaba que “ahora los plazos son inexorables para que entren en vigor las ordenanzas y la propuesta del PAR, la única formulada en tiempo y forma por parte de los diferentes grupos de la oposición, se quedará en el limbo de la desconsideración”.

Betorz incidía en que “el gobierno pretende dejarlo todo igual en cuanto a la presión fiscal, a pesar de que las arcas municipales están saneadas y es momento más que adecuado para procurar un mayor apoyo a las economías de familias y empresas, en lugar de mantener las cargas por inercia”.

La propuesta de negociación que realizó el Partido Aragonés de cara a las ordenanzas fiscales municipales de 2019 incluía rebajas del IBI, IAE e impuestos de vehículos y construcciones, y así mismo bonificaciones por sectores y zonas, con el fin de impulsar la recuperación social y económica.

Comentarios