economía 

El plan Retorno devuelve a Aragón a 74 jóvenes

Este año se implementarán contactos a través de videoconferencia y se abrirá una línea específica para emprendimiento

wer
wer

Setenta y cuatro jóvenes que tuvieron que dejar Aragón para trabajar en el extranjero han regresado a la Comunidad en el último año con apoyo del Plan Retorno del Talento Joven Aragonés. La mayor parte de quienes han vuelto son mujeres -46 frente a 28 hombres- y los perfiles profesionales que más se repiten entre quienes deciden regresar son de ramas sanitarias, científicas y de ingeniería, así como de sectores como el márquetin o el comercial, entre otros.

Raúl Camarón, director gerente del INAEM
CORTE CAMARON 1 RETORNO 07

Durante 2019, se ha trabajado con 252 personas y se han llevado a cabo 1.133 asesorías, que se dividen en cinco áreas: laboral, emocional, emprendimiento, vivienda y movilidad. El director gerente del IAJ se ha mostrado “satisfecho” con este resultado, si bien desde el instituto se quiere “impulsar el proyecto a mayor escala e incrementar los servicios prestados”.

De los servicios citados, la asesoría laboral, que es la más demandada y ha generado más de la mitad de las consultas (600), incluye asesoramiento a la hora de elaborar y presentar un currículum, reconversión profesional y contacto con posibles empleadores adecuados al perfil del candidato. El plan cuenta, actualmente, con 54 empresas adscritas. Además, durante 2020 se quiere potenciar el emprendimiento con una línea específica de financiación; puesto que, si bien no son muchas las consultas en este área (ha habido 52) si lo es que buena parte de las personas que se interesaran por el plan retorno afirman que no les importaría emprender.

El Plan Retorno del Talento Joven Aragonés es una iniciativa del Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de la Juventud, que se puso en marcha con dos objetivos, tal como ha recordado el director gerente de este organismo, Adrián Gimeno. “La voluntad es doble porque se persigue favorecer el retorno a la Comunidad de profesionales de hasta 35 años, que se encuentran desarrollando su carrera profesional fuera de su territorio y tender lazos con aquellos que siguen en el extranjero para que quede patente que no nos olvidamos de ellos”.

Aunque el proyecto se planteó en octubre de 2018, fue a principios de 2019 cuando se lanzó la primera convocatoria de ayudas económicas, que puede alcanzar un máximo de 3.000 euros por beneficiario. Con esta cantidad, se colabora en los gastos de desplazamiento, el transporte de enseres y mascotas, así como en los dos primeros meses de alquiler, una vez estos jóvenes han vuelto a instalarse en Aragón.

Comentarios